Publicidad

El Buen Pastor

Foto: Cortesía Sammy Marrero
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

“Padre mío, tus hijos te han olvidado/ padre mío, cómo se burlan de tus mandatos/ ni con mi muerte pude enseñarles lo que es tu Ley/ Se han vuelto roca/ ¿por qué, por qué? /Decía el Buen Pastor, ‘al que me siga nada le faltará”.

Publicidad

Profundo tema compuesto por Raphy Leavitt en 1976 para que lo entonara Sammy Marrero con “La Selecta”.

“Ay, cómo lo escupieron/ cómo lo empujaron/ cómo lo llevaron a crucificar. Si viéramos bien al mundo/ y a nuestros pueblos hermanos/ no existiera lo rotundo/ ni existieran las creencias/ cada cabeza es un mundo…. Padre nuestro que estás en el cielo/ líbranos de todo mal/ y líbranos de las manos que nos quieren acabar. Todopoderoso/ es el Señor”.

Tema del carupanero Perucho Torcat, grabado por él en 1971, y posteriormente por Héctor Lavoe con Willie Colón.

“Es el Nazareno/ que te da consejos buenos/ haz bien, no mires a quién/ dale la mano al caído/ y si acaso bien malo ha sido/ dale la mano también”. Ismael Rivera sacó al Nazareno de la iglesia y la procesión y lo dejó como herramienta de resistencia en la Salsa, y lo ratifica en El Mesías: “ Yo soy la luz del camino por donde vas/ yo soy la luz del camino/ que brilla en la oscuridad. El Nazareno”.

Dramático resultó lo de Ricardo Ray y Bobby Cruz, como una bofetada histórica: “Que suelten a Barrabás/ pedían los fariseos. Pedían la sangre justa de Jesús/ pedían que se soltase a Barrabás”.

Publicidad

Y por ahí el camino vinculatorio de la música en el Caribe (y en Venezuela) con los hechos que dieron origen a la Semana mayor, son muchos y muchos son los ejemplos: Juan en la ciudad, El Hombre de la Cima, El Guía, Semana Santa en Achaguas, Jesucristo, e incluso uno, muy polémico en su tiempo compuesto y trovado por Silvio Rodríguez: “Se dice que la chusma lo seguía/ que en su palabra sencilla se lavaba la mañana/ se dice que enseñaba a los pastores a compartir las ovejas/ y a cuidarse de los lobos. Tanta enseñanza hizo ruido en el poder de los templos/ y en la madera lo clavaron recio. Se dijo que por mago/ o hechicero/ pero si la historia es cierta/ fue porque hiciera silencio… (Silvio Rodríguez, Jerusalén, año cero.1969).

Rescato una frase de Perucho Torcat: “Líbranos de las manos que nos quieren acabar”. Que así sea. @lildelvalle

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad