Publicidad

El afamado jazzista Slide Hampton falleció a sus 89 años de edad

Slide Hampton
Foto: AP
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El afamado jazzista del trombón, Slide Hampton, falleció en su casa en Orange, Nueva Jersey, a sus 89 años de edad, informó Deadline recientemente. La noticia fue confirmada por su nieto sin detallar la causa del deceso.

Publicidad

En lo que respecta al legado de Hampton, vale recordar que fue uno de los mejores trombonistas de su época. Para finales de los 50 inició una carrera que lo dotaría de fama, prestigio y, sobre todo, reconocimientos.

Un poco sobre él

Slide Hampton, cuyo nombre verdadero era Locksley Wellington Hampton, nació el 21 de abril de 1932 en Jeannette, Pensilvania (Estados Unidos), siendo el menor de 12 hermanos.

Podría decirse que su vocación musical provino desde muy niño, ya que sus padres, Clarke y Laura, formaron una banda familiar con la mayoría de sus hijos. De hecho, Slide a sus 6 años ya fungía como cantante y bailarín, resaltó el portal The New York Times.

En 1938 la familia se mudó a Indianápolis para conquistar mejores oportunidades laborales. La ciudad les proveyó de un gran escenario jazzístico y pronto se fueron de gira por algunas ciudades del país.

Ya para finales de los 50 logró marcar un hito musical tras ser un miembro esencial de la banda liderada por Dizzy Gillespie, Maynard Ferguson. No solo era un destacable trombonista, sino también un compositor y arreglista de alto calibre.

Puro talento

Ganó premios Grammy por varios arreglos en 1998 y en 2005, el mismo año que el National Endowment for the Arts lo nombró Maestro de Jazz.

Durante la década de 1980, Hampton dirigió una banda llamada World Of Trombones, que estaba conformada por nueve trombones y una sección de ritmo.

Igualmente, multiplicó su conocimiento en el campus universitario, puesto que le enseñó composición y teoría a los próximos jazzistas. Es más, también inculcó respeto por el jazz y el trombón, asignatura que iba mucho más allá de la música.

Publicidad

«Con tocar un trombón te das cuenta de que vas a tener que depender de otras personas. Si vas a necesitar ayuda, no puedes abusar de otras personas. Por eso hay un verdadero sentido de compañerismo entre los trombonistas», consideró Hampton a The New York Times en 1982.

En el plano personal, Hampton se casó con Althea Gardner en 1948 y se divorció en 1997. Entre los sobrevivientes se encuentran su hermano, Maceo; sus hijos, Jacquelyn, Lamont y Locksley Jr; cinco nietos y 13 bisnietos.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad