Publicidad

Doris Wells: por siempre la señora de la actuación

Foto: cortesía IG @quegraficas
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Con suspiros y nostalgia es recordada la inolvidable Doris Wells, quien llegó a la actuación a romper paradigmas. Ella es una de las grandes actrices de la televisión venezolana y latinoamericana. 

Publicidad

Este icono del histrionismo nació el 28 de octubre de 1948 en Caripito, estado Monagas. Falleció el 20 de septiembre de 1988 a los 43 años de edad, tras sufrir una enfermedad que ataca el hígado llamada síndrome de la Foil o adenitis por arañazo de gato.

Doris Wells siempre supo dejar claro por qué fue una de las artistas más queridas de la televisión. Hoy estaría cumpliendo 80 años de edad y en esta fecha tan especial la recordaremos en tres exitosas producciones.

Inicios

Sus primeros trabajos fueron como modelo para comerciales de televisión. Fue así como brilló en el mundo del modelaje, siendo la imagen de una reconocida publicidad conocida como el jabón de baño Lux, oportunidad que le sirvió para destacarse en la actuación. Gracias a su belleza y talento le llegó el momento de su debut con «Historia de Tres Hermanas”, dramático con el que compartió set con Eva Blanco, Eva Moreno, Raúl Amundaray y Guillermo González.

Posteriormente y debido a su increíble talento consiguió la protagonización en historias como «Regina Carbonell», «Sacrificio de mujer», «Raquel», «Campeones», «La trepadora» y «Pobre negro». 

«La fiera», 1978

Aquí se metió en la piel de Isabel Blanco, considerado uno de los personajes más impactantes de toda su carrera artística. José Bardina fue su contraparte en la historia.

Como dato curioso, en el primer capítulo hay una pelea entre el personaje de Doris (Isabel Blanco) y Romelia Agüero (La Chinga), donde se cortó los pies grabando la escena con unos vidrios rotos que había en el set. Aun así siguió con la escena.

Al terminar de grabar la pelea, Doris fue llevada a la enfermería del canal para ser curada. De esta forma demostró que, para ella, el profesionalismo era primero.

En otra escena, José Bardina la carga en brazos y la tira a un río desde una roca. Doris, al caer, se golpeó en la cabeza, perdió el sentido y se hundió bajo las aguas. Hubo que parar para sacarla del agua y evitar que se ahogara, según reseñaron algunos portales.

Este éxito de esta producción, basada en «Los hermanos Karamazov del ruso Fiódor Dostoyevski, fue tal que permitió que se realizarán otras versiones. «Pura sangre» (RCTV), protagonizada por Lilibeth Morillo y Simón Pestana, fue una de ella. Esta telenovela mantuvo el mismo libreto original. «Piel salvaje», adaptado por Martín Hahn en 201 para RCTV, contó la historia con toques modernos, con Irene Esser y Carlos Felipe Álvarez en los roles principales.

«La señora De Cárdenas»

En 1977 tras haberse retirado de las telenovelas, Doris decide regresar y por cosas del destino el escritor José Ignacio Cabrujas había escrito un personaje: Pilar de Cárdenas, con el que marcó un antes y después en la televisión venezolana. En el dramático, transmitido por Rctv, compartió protagonismo con Miguelángel Landa.

La historia reflejaba la realidad de los venezolanos en el matrimonio y la vida íntima familiar, lejos de la óptica de la telenovela rosa, algo que sacudió a género y le permitió brillar a Doris Wells.

La trama presenta a una Pilar aún joven y bella. Tras nueve años de matrimonio, ella se esmera cada día en mantener feliz a su familia. Vive confiada de la lealtad y fidelidad de Alberto Cárdenas, su compañero y padre de su hija. Sin embargo, en su aniversario de bodas, Pilar descubre una nota en la camisa de su esposo: «Te quiero, Fanny».

A partir de ese momento, se enfrenta a la seguridad del engaño, los celos y la traición al saber que su esposo tiene otra mujer, una pareja a la que tal vez ama.

Esta emblemática telenovela paralizó el país con cada esperado capítulo, mientras la trama avanzaba y los televidentes esperaban con ansias que ella tomara la decisión de divorciarse.

«Porcelana», 1981

Tras su retiro debutó como escritora y productora en dramáticos para televisión, que tuvieron gran  éxito de crítica y de audiencia. En «Porcelana» interpretaba a una gerente exitosa que tiene que hacer frente a la crisis de los años 40.

Esta fue una de las grandes producciones que exaltaron su fama. Para Doris, su público fue lo mejor, siempre se debió a su gente y a sus seguidores, para ellos era siempre su sonrisa, sus gracias y sus deseados autógrafos.

Publicidad

En cine

Su brillante actuación en la película «Oriana», dirigida por Fina Torres, la hizo ganar el premio como Mejor Actriz en la Cámara de Oro del Festival de Cine de Cannes, en 1985.

En esta película compartió créditos con Mirtha Borges, Philippe Roule y Luis Armando Castillo. Juntos introducen al espectador en una historia que retrata la historia de una mujer que regresa a Venezuela, María, quien descubre un secreto familiar mientras recorre la vieja mansión de su difunta tía, Oriana.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad