Publicidad

¡De espanto y brinco! En «Glee» no todo era coser y cantar

Estos son los hechos más perturbadores de Glee Foto: Composición Chevere.life
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

«Glee» era una serie de televisión que daba cuenta de la vida de un grupo de jóvenes de secundaria que vivían su historia como un musical. A pesar de ello, en el set y en la vida personal de sus protagonistas no todo era como lo pintaban. Enemistadas, bullying, relaciones tóxicas, delitos, allí había de todo y para escoger cuando de polémicas se trataba.

Publicidad

Con los años muchas de estas situaciones han salido a la luz, algunos con desenlaces aterradores. Tras su última emisión en 2015, muchos quienes fueron fanáticos quedaron picados con ganas de más. Sin embargo, a pesar de que en el elenco pelaban el diente hasta el cansancio, llegó un momento en que no se pudo seguir tapando el sol con un dedo y la posibilidad de reencontrarlos fue desapareciendo incluso con el fallecimiento o suicidio de varios de los actores.

La última en soltar una perla que ha dejado a muchos boquiabiertos en la actriz Heather Morris. Esta asistió a un podcast en el cual mencionó que todos le tenían miedo a la protagonista de la serie Lea Michele. Y estaban advertidos de esconder el bullying que les hacía a todos.

A partir de allí, repasemos los casos más polémicos.

Lea Michele era pran

Tras pronunciarse en 2020 por el asesinato de George Floyd en Twitter, la actriz Samantha Ware dejó claro que la cotizada actriz Lea Michele convirtió su debut en la televisión en un completo «infierno».

“¿Recuerdas cuando hiciste de mi debut en televisión todo un infierno? Porque yo nunca lo olvidaré. Les dijiste a todos que si tuvieras la oportunidad te cagarías en mi peluca, entre otras traumáticas microagresiones que hicieron que me cuestionara una carrera en Hollywood”, escribió Ware como respuesta al tuit de Lea.

Asimismo, Wade «Unique» Adams, interpretado por Alex Newell también declaró en el mismo año que Ware en la red social del pajarito, que Michele no la dejaba sentarse en la mesa con otros miembros del cast original.

Igualmente, otros actores en su mayoría con papeles menores o extras, recurrieron a la citada red social para hablar del comportamiento de la también cantante.

Tal parece que la intérprete no dista mucho de su personaje en la serie, Rachel Berry, quienes la vieron recordarán lo insoportable que era.

Naya Rivera

Esta actriz californiana no hizo nada malo pero falleció en circunstancias muy extrañas ahogada en un lago, mientras su hijo de cuatro años se quedó dormido a la deriva y fue rescatado por las autoridades.

La encantadora Rivera, quien estuvo detrás de la sensual Santana López en la trama, murió tras sufrir un accidente que llegó a relacionarse con el suicidio. Al final la policía advirtió que la mujer se ahogó tras ser arrastrada por una corriente de agua.

Tenía 33 años cuando falleció en el lago Piru, en el Condado de Ventura, California, el 8 de julio de 2020.

Mark Salling

Otro de los casos más perturbadores de «Glee» es el del actor Mark Salling que pasó de sex symbol a pederasta. En la serie el actor encarnaba a Noah «Puck» Puckerman. Al poco tiempo de culminada, el hombre fue detenido por posesión de pornografía infantil.

En octubre de 2017, Salling habría intentado cortarse las muñecas, dos semanas después de declararse culpable de poseer aproximadamente 25.000 imágenes sexuales de niños. El 30 de enero de 2018 se colgó de un árbol en Tujunga, Los Ángeles, California.

El también guitarrista, quien se enfrentaba a una condena de cuatro a siete años de cárcel, ya tenía alarmantes antecedentes relacionados con delitos sexuales.

De hecho, en 2011 quedó registrado que su exnovia, Roxanne Gorzela, lo demandó por «ponerla en peligro». Según la chica, mientras mantenían relaciones sexuales, él intentó «insertar su pene en su vagina sin un condón», pese a que ella le había pedido colocárselo. En respuesta él la empujó, después de que ella intentara frenarlo, lo cual le ocasionó un contusión en la cabeza a Gorzela.

Blake Jenner y Melissa Benoist

Los que parecían ser un joven, emocionante y atractivo matrimonio, conformado por Blake Jenner y Melissa Benoist, resultó en una total y verdadera desgracia. Aunque con cara de príncipe azul, este actor desató todos sus demonios contra su joven esposa, quien se convirtió en su víctima.

La actriz de «Glee», pero también de «Supergirl», contó haber sido víctima de abuso doméstico. Lo hizo a través de un video de Instagram que publicó en los últimos días de noviembre de 2019.

Sin embargo, fue en octubre de 2020 cuando el acusado -hasta entonces un misterio- también se pronunció al respecto diciendo que era una relación «codependiente» en donde se hacían daño mutuamente. De hecho, en un comunicado de seis páginas en Instagram, el actor detalló como le asestó un teléfono que hirió el ojo de Benoist el cual se hinchó al instante. «Es un momento por el que me arrepentiré el resto de mi vida», afirmó Jenner.

Cory Monteith

En 2013 el mundo se detuvo al conocer el fallecimiento del actor Cory Monteith, quien encarnó por muchas temporadas a Finn Hudson, uno de los protagonistas de «Glee». ¿La causa? el abuso de drogas según lo reveló la autopsia. El intérprete murió a la edad de 31 años y, para entonces, mantenía una relación amorosa con Lea Michele.

Tras una agitada noche de fiesta con amigos en un bar de Vancouver, Canadá -su país natal-, el actor se devolvió al hotel de lujo donde se estaba hospedando, Fairmont Pacific Rim, donde se inyectó heroína y murió inmediatamente según expertos.

«Cory ignoraba trágicamente que su sistema nervioso central ya estaba comprometido debido a la cantidad de alcohol que había consumido durante toda la noche. En cuestión de segundos después de inyectar la heroína, los efectos de estas dos drogas se combinaron para suprimir su capacidad de respirar», explicó en ese momento el médico Jason Payne-James.

Publicidad

Tres meses antes de su muerte, el mismo actor, decidió recluirse en un centro de rehabilitación por el consumo de sustancias ilícitas.

Tuvo un pasado y presente donde las drogas y el alcohol siempre lo acompañaron; en  una aparición en el programa Inside the Actor’s Studio en 2012, Cory dijo que su relación con los estupefacientes empezó cuando apenas tenía 12 años.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad