Publicidad

¡De Clifford a Hachikō! Conoce a los perros más leales del cine y la TV

Perros
Foto: AP
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Muchos afirman que los perros tiene un sentido de lealtad y compañerismo mucho más arraigado que el de los humanos, a tal punto que son capaces de recibir una bala por ti o quedarse contigo en los momentos más precarios, por ello los tildan de ser «los mejores amigos». Bajo este concepto, se estrenó recientemente la película “Clifford The Big Red Dog” («Clifford: el gran perro rojo»), bajo la dirección de Walt Becker.

Publicidad

Dicha cinta es un live-action de la popular animación de Discovery Kids y del libro homónimo. Aunque al principio impacta ver la escala o el peculiar pelaje del can, lo cierto es que la cinta apuesta su éxito al hecho de que a los niños les encantan los perros, y que a su vez, los canes aman a los niños.

El filme, como todo título de esta naturaleza, retrata la amistad entre Emily Elizabeth (Darby Camp) y el perro carmesí. Dado a las peculiaridades del animalito, la protagonista buscará la manera en que sea aceptado tanto en la sociedad como por su familia.

Vale destacar que no es el primer proyecto que busca exaltar la grandeza de estas criaturitas, por eso, aprovechamos el marco de su estreno para traer a colación algunos clásicos caninos que nos han hecho reír y llorar.

Dálmatas, vagabundos, zorros y sabuesos

Por otra parte, Disney también retrató el amor de dos canes provenientes de clases sociales distintas con «La dama y el vagabundo». Por determinadas circunstancias, Lady (Reina en Latinoamérica) termina bajo la protección de Tramp (Golfo en español) y poco a poco la convivencia abre paso al noviazgo, a tal punto de ofrecer una de las escenas más románticas del séptimo arte.

La animación cuenta con una secuela, enfocada en el hijo rebelde de la pareja, y un live-action que se estrenó en el 2019. Gran parte de la ficción es fiel a su contraparte animada, pero también se revela la triste historia de Golfo, incentivando a la audiencia a erradicar el abandono animal.

La compañía también tiene entre sus títulos «El Zorro y el Sabueso», que se enfoca en la amistad de dos enemigos naturales, «Bolt», un cachorrito que se crío en un estudio de grabación y no sabe diferenciar la realidad de la fantasía, y también está uno de sus clásicos más olvidados de la compañía, «Oliver y su pandilla«, donde se ve el encuentro entre un gatito y un grupo de perros callejeros.

Beethoven y Scooby Doo

A esta lista canina se suma el clásico noventero «Beethoven», un cachorro de San Bernardo que se cruza con una familia tras haber escapado de unos malandrines. Dado al éxito que cosechó este perro, se produjo una segunda entrega igual de divertida.

Tampoco podemos olvidarnos del perro más cobarde de la historia, «Scooby Doo», cuya franquicia no ha hecho más que crecer desde su lanzamiento en 1969.

En el 2002 este título tuvo su primera adaptación live-action, cuyo argumento gira entorno al quinteto de detectives, quienes se ven la necesidad de olvidar sus diferencias y desenmascarar al villano en turno. Además que en el 2020 la saga lanzó la película en 3D «¡Scooby!», que ofrece más retos y espantos para el inolvidable grupo «Misterio a la orden».

Para llorar a moco tendido

Como se mencionó anteriormente, los perros tienen un sentido de fidelidad más arraigado que los humanos, por ello, también han protagonizado algunos de los momentos más tristes del séptimo arte.

Ejemplo de ello es la película «Marley y yo», protagonizada por Owen Wilson y Jennifer Aniston, aquí una pareja va superando sus dificultades tras adoptar a un perrito, por ello, su desenlace tomó desprevenido a más de un espectador.

Por otra parte, el cine también se ha inspirado en hechos reales para exaltar el heroísmo canino a través de «Balto», un husky siberiano que tiende a ser rechazado tanto por los humanos como por los perros a causa de su sangre híbrida, hasta que un día emprende un viaje para salvar a los niños de la aldea.

La más triste de la historia

Hablando de historias reales, una de las más legendarias del último siglo es la del perro nipón «Hachikō», a tal punto que tuvo su propia versión cinematográfica en 2009 con «Siempre a tu lado, Hachikō». En la película un hombre adopta a un cachorro abandonado, sin prever, que su fidelidad superara los límites de la muerte. De hecho, la historia de este can nipón sirvió como inspiración a Matt Groening para producir «Ladrido jurásico», uno de los capítulos más tristes de «Futurama».

Publicidad

Vale destacar que la muerte de una mascota implica un gran sufrimiento para su dueño, tal y como se vio en «Frankenweenie», que tiene una adaptación de 1984 y otra del 2012 dirigida por Tim Burton. Desde luego que la más reconocida es la del genio detrás de «El joven manos de tijera», aquí vemos como un niño se niega aceptar la muerte de su perro, por ello, hace acopio de sus conocimientos para revivirlo.

Finalmente, vale la pena traer a colación «Coraje el perro cobarde», uno de los clásicos animados más entrañables de Cartoon Network. La serie se enfoca en una mascota que siempre debe salvar la vida de sus dueños ante los más escalofriantes monstruos.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad