Publicidad

David Halls rompió el silencio sobre el tiroteo que mató a Halyna Hutchins

David Halls
Foto: David Halls, Cortesía: Twitter @AndresUntamed
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El asistente de director del western «Rust», David Halls, se pronunció públicamente por primera vez sobre la muerte de la cinefotógrafa Halyna Hutchins.

Publicidad

En un comunicado enviado a The New York Post, el subdirector se lavó las manos con respecto a lo sucedido, pues no dijo nada respecto a la responsabilidad que se le imputa sobre los hechos.

Asimismo, previamente se supo que David Halls fue quien le dijo a Alec Baldwin que era perfectamente seguro hacer uso del arma que ocasionó la muerte de Halyna Hutchins.

Foto: AP

«Halyna Hutchins no fue solo una de las personas más talentosas con las que he trabajado, sino también una amiga», empezó. «Estoy conmocionado y entristecido por su muerte… Tengo la esperanza de que esta tragedia impulse a la industria a reevaluar sus valores y prácticas para garantizar que nadie vuelva a sufrir daños a través del proceso creativo», agregó.

Halls continuó al sostener que se siente «abrumado por el amor y el apoyo» y sostuvo que sus pensamientos «están con todos los que conocieron y amaron a Halyna».

¿Culpable o inocente?

Asimismo, el medio estadounidense detalló que Halls dijo a la policía que no podía recordar que tan a fondo revisó el arma homicida. «David advirtió que cuando el armero, Hannah Gutiérrez, le mostró el arma durante los ensayos, solo habían tres rondas».

Foto: cortesía IG @meme_tsar_us

Una fuente del set contó a The New York Post que dos miembros de la producción se entrevistaron con los investigadores del caso y le aseguraron que Halls nunca le dijo a Baldwin que el arma era segura ni que estaba lista para usar.

Igualmente, aseguraron a las autoridades que David Halls no tocó bajo ninguna circunstancia la pistola luego del incidente.

Publicidad

Según las declaraciones juradas, el arma era una de las tres en el carro del armero antes de que se la entregara al actor de 63 años de edad, quien estaba ensayando una escena en la que apuntó con la pistola a la cámara dentro de una iglesia en el set.

En su portal web, el medio estadounidense también reseñó que los abogados de Gutiérrez expusieron la semana pasada que ella no tenía idea de cómo las balas reales llegaron al set de grabación y se quejó de no tener suficiente personal o entrenamiento.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad