Publicidad

«Cuentos al caer la noche»: lo que más terror da es su aburrido guion

Cuentos al caer la noche terror Netflix
Foto: Cortesía Netflix
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Netflix ha colgado en su catálogo desde este 15 de septiembre la película de terror «Cuentos al caer la noche» («Nightbooks»). Inspirada en el libro «Historias de noche», de J.A. White, y dirigida por David Yarovesky, es protagonizada por la actriz Krysten Ritter, quien da vida una bruja difícil de sorprender y complacer.

Publicidad

Es una aventura infantil con sustos, escenas oscuras y monstruos, pero embutidos en coloridas y particulares situaciones que reducen la carga de miedo. El ritmo para develar los secretos que envuelven a todos los personajes se hace pesado. Lo mismo que el exceso de color y dramatismo forzado, diluido en un guion que por momentos no cuenta nada.

¿De qué va este chorizo?

En el filme seguimos la historia acontecida de Alex (Winslow Fegley). El niño es fanático de las películas de terror y le encanta crear historias. Su cuarto es alucinante, lleno de afiches, figuras de plástico, objetos de colección y hasta DVD’s de clásicos del cine de terror. En esa obsesión por el género le encanta escribir aventuras espeluznantes. Hasta un día que, por una razón que el espectador tardará más de media película en descubrir, decide escapar de su casa a la caldera del sótano del edificio donde vive en Nueva York para quemarlas.

Ese momento marcará un antes y un después en su vida pues será, justamente allí, apresado por una misteriosa bruja (Ritter). La hermosa pero obstinada chica, en su afán de vivir prolongadamente, le exigirá crear un cuento de terror diariamente para ser leído en la noche. La única exigencia que lo mantendrá con vida.

Publicidad

Su nueva vida lo llevará a descubrir que en aquella espectacular casa del terror donde vive, no es el único prisionero pues comparte morada con Lenore, una gata malvada que puede volverse transparente, y con una niña llamada Yasmin (Lidya Jewett), quien hace de servidumbre de la hechicera. Tras conectar, estos tres personajes descubrirán que la única forma de lograr su libertad es trabajando en equipo y cuidándose los unos a los otros. Obvio que los secretos que esconde cada uno serán claves para entender el verdadero cuento de terror que viven.

No la recomiendo, pues más de cuatro veces marqué el cursos en la pantalla para ver cuánto me faltaba para que la película llegara a su fin. Si tiene niños haga el intento y espere a ver su reacción, quizás ellos le encuentren el lado divertido sin prestar atención a la enrevesada historia.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad