Publicidad

Courtney Love: a 14 años de una de sus demandas más sonadas

Foto: AFP
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Popular, polémica, atrevida, mala conducta. La cantante y actriz Courtney Love, viuda del fallecido músico Kurt Cobain, es referencia cuando de escándalos se trata.

Publicidad

En 2007, hace ya 14 años tal día como hoy, la rockera enfrentó una de las demandas más sonadas mediáticamente. Ocurrió luego de que un centro de rehabilitación de Newport Beach, California (Estados Unidos), exigiera la cancelación de más de 180 mil dólares adeudados por la mujer al lugar que la había atendido en 2005 tras una sobredosis de drogas.

Love ingresó al centro luego de que un juez la amonestara por violar su libertad condicional. Se le sumaron cargos, y días, por posesión y consumo de drogas y por agredir a una mujer en una fiesta en el hotel Hollywood Roosevelt.

Un año y medio después, y sin recibir el importe adeudado, el lugar de retiro volvió a sacar a la luz la demanda. En esta recordó que la mujer solo había cancelado 10 mil dólares al ingresar a Beau Monde. Frente a ello el abogado de Love, Howard Weitzman, plantó cara y aseguró que la misma sería «resuelta en breve, a satisfacción de todas las partes”. Y a juzgar por la desaparición del caso, lo hizo.

Más problemática y muere

El fallecido músico Kurt Cobain fue su esposo. Foto: AP

A decir verdad, esa no sería la única vez que la ex integrante del grupo Hole enfrentaría una acusación por mala paga, ocupando titulares en los medios internacionales.

También en 2007 una consultoría exigió a Love un millón de dólares por una parte de lo recaudado por la venta parcial del catálogo de temas emblemáticos de Nirvana («Smells Like Teen Spirit» y «Lithium», entre ellos), que superaban los 19,5 millones de dólares. En el caso se logró un acuerdo que acabó en buenos términos y Love salió airosa.

En 2008, como era costumbre, llegó otra polémica. La entidad financiera American Express señalaba a la cantante de deber más de 300.000 dólares en gastos relacionados con su tarjeta de crédito. «Ha rechazado hacer los pagos relacionados con su tarjeta Amex Gold», exponía la demanda introducida esta vez en Los Ángeles.

Aunque no hubo mayor registro de la contienda, el caso se cerró aparentemente unos años más tarde luego de que los abogados de Love argumentaran que American Express había emitido «una cantidad excesiva de tarjetas de crédito, supuestamente 104, a su nombre, utilizando su número de seguro social y otra información personal», sin su consentimiento. Se agarraron del hecho de que era víctima de robo de identidad y colorín colorado.

En Twitter tuvo su atajaperros

Entre otros litigios, la cantante también fue demandada por difamación en febrero de 2009. Esta vez por una diseñadora de modas molesta por comentarios que Love hizo en Twitter. Dawn Simorangkir culpaba a la cantante de destrozar su carrera y reputación. Simorangkir reclamó el pago de unos vestidos y Love la insultó llamándola «prostituta enganchada a las drogas», diciendo que le pagó 40.000 dólares. Tras dos demandas, Love tuvo que bajarse del equino y pagarle a la mujer 430.000 dólares por la primera y 350.000 dólares por la segunda.

La querían dejar de patitas en la calle

En 2011 Love volvió a ser blanco de noticias al enfrentarse a una expulsión del lugar donde residía en Nueva York, por dañar la decoración y no pagar el alquiler. La dueña de la casa, Donna Lyon, presentó la demanda en la ciudad y pidió expulsar a la cantante, alegando que adeudaba más de 50.000 dólares. «Courtney ha empapelado gran parte de la casa sin mi consentimiento», dijo Lyon entonces, «cuando lo vi quedé horrorizada por lo que había hecho, las paredes pintadas a mano estaban arruinadas, cubiertas por papel tapiz y pintura azul», añadió.

Se trataba de un edificio de cuatro plantas construido en 1827 en el barrio West Village de Manhattan, valorado en 8 millones de dólares y por el que la cantante pagaría mensualmente el arriendo de 27.000 dólares. Según contrato «no se podía cambiar la decoración». El caso lo ganó Courtney Love luego de que el juez la calificara de buena inquilina.

Un periodista creyó que podría contra ella

En 2015 un periodista desató un boom en los medios luego de emprender una campaña en su contra asegurando que la mujer le debía plata. El importe pendiente era por la redacción de las memorias inconclusas de Courtney Love. El hombre le exigía más de 200.000 dólares.

Publicidad

Anthony Bozza, para entonces era conocido por su trabajo para la revista Rolling Stone. Además, había escrito la biografía de Eminem. Según Bozza la mujer había contratado a otro escritor sin decirle y se había aprovechado de toda su investigación y esqueleto para seguir con el proyecto. Love compareció ante el juez negando que le debía dinero a Bozza y rechazó que existiera un manuscrito. Sin pruebas contundentes el caso se cerró.

Un ex yerno agalludo

Francis Bean Cobain, Isaiah Silva y Courtney Love enfrentados. Foto: IG @thespacewitch / AP

El ex marido de Francis Bean Cobain, la única hija de Kurt Cobain y Courtney Love, fue el último en sumarse a la lista de demandas. Isaiah Silva juraba que Love había intentado darle matarile con el único propósito de quitarle una guitarra que perteneció a Cobain y que este le regaló en su boda con Francis. Además de Love, el tipo metió a un gentío en su acusación diciendo que todos intentaron meterse en su casa, golpearlo, secuestrarlo y asesinarlo. El supuesto hecho ocurrió en 2016 y fue perdiendo fuerza con el paso de los años y la ausencia de pruebas.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad