Publicidad

La Lámpara de Diógenes

Foto: Cortesía mppt.gob.ve
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El gremio periodístico cuenta con muchos varones galantes, muchos pero ganarle a Diógenes Carrillo en eso es como difícil. Con una capacidad de observación fenomenal Diógenes siempre se daba cuenta de qué podía gustarnos a sus compañeras de lucha y de profesión y cuando menos se esperaba aparecía con algún obsequio sabiendo que nos gustaría.

Publicidad

Igual fue y es en el ejercicio de su profesión: proactivo, dadivoso, solidario, y apasionado defensor de lo justo. Lo de su Lámpara no es solo una suerte de homenaje a Diógenes de Sinope, sino el ejemplo luminoso de su búsqueda de la verdad.

Ha transcurrido más de un mes desde que quedamos paralizados ante la noticia de su hospitalización por Covid 19 y ante la especie (falsa) de su fallecimiento. A partir de allí la batalla es intensa y diaria. Involucra a los periodistas, comunicadores, deportistas, músicos, familiares, seguidores radiales, políticos, militantes revolucionarios, amistades, escritores… y es que ¿Qué le ha sido ajeno a este trujillano y periodista como Fabricio Ojeda?

Abrazó el periodismo deportivo con alta especialidad en boxeo. Hasta una Copa con su nombre tiene la disciplina en Venezuela. Con la misma pasión Diógenes Carrillo es melómano profundo, literal Padrino de la Dimensión Latina junto a César Tovar en 1972, y cofundador de la revista “Swing Latino” en 1977 junto al inolvidable Ángel Méndez y el tremendo fotógrafo que es Fernando Sánchez.  

“A La Dimensión Latina nos unen muchísimas cosas, musicales por supuesto, pero también personales y, sobre todo, espirituales. Desde su génesis nos identificamos con ellos y su arte, salsómanos como somos, al extremo de tener el privilegio de asistir a sus ensayos iniciales y de estar presentes en su debut, en la discoteca ‘La Distinción’, que funcionaba en la parte sur de donde hoy está el McDonalds de El Rosal, donde luego asistíamos con marcada frecuencia a sus presentaciones, acompañados por periodistas de distintos medios a los que sonsacábamos para que fueran a conocer “al mejor grupo de salsa del mundo”, lo que dio como resultado que comenzasen a salir en diversos medios, elogiosas crónicas sobre la agrupación.

Mayor privilegio aún, fue cuando junto al entonces “bigleaguer” de los Mellizos de Minnesota, César Tovar, fungimos de padrinos de La Dimensión Latina en un baile celebrado en el Hotel Ávila durante los carnavales de 1972 y desde entonces, aunque algunos de ellos ya no lo hagan, donde quiera que nos encontramos varios de sus integrantes me emplazan: “la bendición, padrino”. Cita textual de un escrito de Diógenes para un libro que todos los salsómanos deberían tener: “Dimensión Latina”, escrito por otro coloso periodista: Cándido Pérez, para la colección Alba Musical del Fondo Editorial Ipasme.

Seguimos cubriendo con nuestras mejores energías, nuestro amor y nuestras oraciones el día a día de Diógenes, quien como conocedor del boxeo le supo dar donde era al covid, asistido por un empeñoso ejército de médicos y enfermeras. Ya salió de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y parece que todo está listo para conectar jonrón con tres en base.

Publicidad

El próximo 19 de abril Diógenes Carrillo estará de cumpleaños (me dateó su hijo Diógenes Ernesto). De corazón esperamos que pueda escuchar desde el amor el inmenso coro que haremos para dar gracias a la vida por su vida y desearle un cumpleaños muy feliz.

@lildelvalle

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad