Publicidad

Condena de Harvey Weinstein es ratificada por una corte de apelaciones

Harvey Weinstein
Foto: AP

Un tribunal de apelaciones de Nueva York ratificó este jueves 2 de junio la condena por violación y la sentencia de 23 años de prisión de Harvey Weinstein, al rechazar las afirmaciones del exmagnate del cine de que el juez en su histórico juicio #MeToo lo perjudicó al permitir que mujeres testificaran sobre acusaciones que no formaban parte del caso penal, destacó AP en una publicación.

Publicidad

El fallo de un panel de cinco jueces en la corte intermedia de apelaciones del estado confirmó uno de los veredictos de mayor repercusión hasta la fecha en el ajuste de cuentas sobre la conducta sexual inapropiada por parte de figuras poderosas, una era que comenzó con una avalancha de acusaciones contra Weinstein.

El publicista de Weinstein, Juda Engelmayer, dijo que está revisando sus opciones y buscará apelar la decisión ante el máximo tribunal del estado, el Tribunal de Apelaciones. “Estamos decepcionados, pero no sorprendidos”, comentó Engelmayer.

¿Cuáles fueron los antecedentes?

A Harvey Weinstein, de 70 años, lo condenaron en Nueva York en febrero de 2020 por un acto sexual criminal al practicarle sexo oral a la fuerza a una asistente de producción de cine y televisión en 2006 y violar a una aspirante a actriz en 2013.

Posteriormente, fue absuelto de cargos de violación y agresión sexual depredadora derivados de las acusaciones de la actriz Annabella Sciorra sobre un encuentro a mediados de la década de 1990. Por otra parte, la citada agencia generalmente no identifica a personas que alegan haber sido víctimas de violencia sexual a menos que estas se pronuncien públicamente o consientan en ser nombradas; Sciorra ha hablado públicamente sobre sus acusaciones.

Weinstein está encarcelado en California, a donde lo extraditaron el año pasado, y está a la espera de un juicio por cargos de abuso a cinco mujeres en Los Ángeles y Beverly Hills entre 2004 y 2013.

Otros alegatos

En un fallo de 45 páginas, la corte de apelaciones dijo que el juez de primera instancia James Burke ejerció correctamente su discreción al permitir que los fiscales reforzaran su caso con el testimonio de tres mujeres que acusaron a Harvey Weinstein de violarlas, pero cuyas afirmaciones no llevaron a cargos en el caso de Nueva York.

El jueves, el panel también rechazó el argumento de Weinstein de que Burke se equivocó en otros aspectos, al permitir que una mujer que había escrito una novela sobre hombres mayores depredadores permaneciera en el jurado y al permitir que los fiscales tuvieran un experto en conducta de víctimas y mitos de violación como testigos. Burke no permitió el testimonio sobre temas similares de expertos en defensa.

La condena de Weinstein, calificada por activistas y defensores como un hito, fue analizada con la misma rapidez por los abogados defensores que buscaban sacarlo de lo que podría ser cadena perpetua.

Sin oportunidad de defenderse

Las reglas sobre llamar a testigos adicionales para que testifiquen sobre “malos actos anteriores” varían según el estado y fueron un problema en la apelación exitosa de Bill Cosby de su condena por abuso sexual en Pensilvania.

Las reglas de Nueva York, moldeadas por una decisión en un caso de envenenamiento de 1901, se encuentran entre las más restrictivas.

En la audiencia de diciembre en la corte de apelaciones, los abogados de Harvey Weinstein argumentaron que el testimonio adicional fue más allá de lo que normalmente se permite (detallar el motivo, la oportunidad, la intención o un esquema o plan común) y esencialmente llevó al exproductor de cine a juicio por delitos de los que no fue acusado y no había tenido la oportunidad de defenderse.

Publicidad

¿Mala persona?

El fallo de Burke, que permitió a los fiscales usar historias del pasado de Weinstein para atacar su credibilidad, funcionó para evitar que se sentara en el banquillo de los testigos, comentó el abogado de Harvey Weinstein, Barry Kamins, al panel de apelaciones en la audiencia de diciembre.

“El jurado se sintió abrumado por esa evidencia tan perjudicial y mala”, argumentó Kamins. “Este fue un juicio al carácter de Harvey Weinstein. La gente lo estaba pintando como una mala persona”.

Deja un comentario

Publicidad
Publicidad