Publicidad

Citas por Tinder en Venezuela se dispararon en cuarentena

tinder
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Aunque las redes sociales y aplicaciones de citas no son nuevas para los venezolanos, pues muchos conocieron a su “media naranja” por Badoo (2006), la curiosidad por Tinder en Venezuela comenzó muchos años después de su lanzamiento el 15 de noviembre de 2011, y son los meses de la cuarentena por la pandemia del coronavirus las fechas en la que se detecta la mayor cantidad de búsquedas en Venezuela.

Publicidad

Según Google Trends, herramienta que registra las búsquedas mundiales o por país desde 2004, la búsqueda del término “Tinder Venezuela” comienza tímidamente en abril de 2014, no obstante, es en junio de 2020, en plena pandemia de coronavirus, cuando se detecta un mayor interés por esta aplicación de citas.

Las gráficas de Google Trends representan con cuánta frecuencia se realiza una búsqueda de un término particular en varias regiones del mundo y en varios idiomas. El eje horizontal de la gráfica representa el tiempo (desde algún momento de 2004), y el eje vertical representa la frecuencia con la que se ha buscado el término globalmente. Información: Wikipedia.

Desde “culear” hasta matrimonios

Estudios publicados han encontrado que aunque es más fácil conseguir citas con esta aplicación, al basarse únicamente en la atracción física son menos duraderas. No obstante, como en todo, hay sus excepciones.

“Tinder es para [email protected]… La gente se encuentran más para cosas casuales… No la uso, pero hablando con gente más jovencita esa es la opinión”, respondió Eva a una pregunta sobre la experiencia en Venezuela de la aplicación de citas Tinder realizada en el grupo de Facebook ¿Alguien sabe?

Y agregó: “Tengo 43 y soy casada, pero las chicas que trabajan conmigo son jovencitas entre 20 y 30 y tooodaaasss me dicen que se usa Tinder para sexo casual, nadie se lo toma muy en serio. Obvio, quizás hay gente que hace click allí, en lo humano no hay reglas inflexibles. Igual estoy en grupos de Whatsapp de venezolanos en Chile y opinan exactamente lo mismo, me sorprendió bastante… Yo creía que era para buscar novios y amorcitos lindos y eso…”.

Pero como todo en la vida, hay sus excepciones, como la anécdota de Diana, quien también respondió a una pregunta sobre la experiencia en Venezuela de la aplicación de citas Tinder realizada en el grupo de Facebook ¿Alguien sabe? “Mi mejor amiga hace tres años conoció al que ahora es su esposo en Tinder. Se compraron hasta un apartamento y viven felices”.

O la de Vrayi, quien respondió a un miembro del mismo grupo de Facebook quien preguntó si las aplicaciones para conocer personas como Tinder valen la pena utilizar. “Yo creo que esas aplicaciones son como una lotería, puede que conozcas a alguien chévere, como puede que conozcas a un psicópata…. Yo estoy saliendo con un muchacho bien lindo, la paso excelente con él, ronca como un cerdo y lo conocí por Tinder… Ya hasta tenemos una canción y usamos el corazoncito azul”, contó.

Carolina también respondió a esta pregunta: “La experiencia con Tinder es tan variada como usuarios hay en le planeta. He sabido de matrimonios, relaciones afectivas a distancia, prostitución, estafados y estafadores salidos de allí. Creo que la única manera es que te suscribas y pruebes para que puedas responder tu propia pregunta”.

Aunque Tinder es considerada la aplicación de citas más popular del mundo, (la cantidad de usuarios que las descargan hacen que se mida su popularidad), según estudios solamente en los Estados Unidos se ha posicionado como la favorita para conseguir parejas; en Europa y Lainoamérica, donde en promedio existen menos probabilidades de gastar dinero en apps para conseguir pareja, Badoo, la red social de citas creada por el empresario ruso Andrey Andreev, sigue siendo el pionero.

“Hace más de una década usaba Badoo, que era el «abuelo» de Tinder. Sin entrar en tecnicismo, lo mantuve como medio de interacción por espacio de cinco años. Conocí bastante damas, con una de ellas tuve una relación bastante estimulante y completa. Vivíamos en Caracas y teníamos grandes planes, pero luego nuestros caracteres empezaron a chocar, nos separamos de forma amistosa y cada quien emigró por su lado. Todas mis otras experiencias también fueron en Caracas, desde puro encuentro íntimo acordado hasta divinas relaciones donde predomina la amistad sin ‘más nada’”. Esta fue la respuesta de Juan a una pregunta sobre la experiencia en Venezuela en el grupo de Facebook ¿Alguien sabe?

Y agregó: “Usé Tinder acá en Colombia, pero como no tenía la misma dinámica (de Badoo) no me enganché. ¿Sabes?, eso de solo tocar dos opciones y esperar la reacción de la otra parte… En Facebook hay una aplicación de ‘parejas’ con la misma característica de Tinder y he conocido unas damas con las que llevo cierto tiempo de amistad. Hemos salido, disfrutado, compartido planes sin ningún inconveniente o mal entendido. Justo estoy hablando con una de ellas a quien este fin de semana voy a cocinar algo sabroso. La invité a disfrutar mi sazón”.

Más descargas en plena pandemia

Según estadísticas del portal Estatista, en noviembre de 2020 Venezuela se situó en el séptimo país de Latinoamérica en registrar más descargas de la aplicación de citas Tinder, un total de 37.255, en plena pandemia por coronavirus.

Publicidad

Brasil, un país con más de 200 millones de habitantes, ocupó el primer lugar de descargas con 317.633; México, donde habitan casi 130 millones de personas, registró 202.255 descargas; mientras que Colombia, con un censo de 50 millones de personas, hubo 86.469. En Argentina, país que tiene 40 millones de habitantes, hubo un total de 81.991 descargas de la aplicación; en Perú, donde habitan un poco más de 30 millones de personas, hubo 48.317 descargas; y en Chile, con 19 millones de habitantes, hubo 39.553.

Por su parte, Match Group, propietario de Tinder, entre otras aplicaciones de citas como Chispa, OKCupid, Hinge y PlentyOfFish, reportó en el primer trimestre de 2020 un crecimiento del 17% con respecto a 2019, evidenciando un aumento progresivo del uso de esta aplicación para conocer a otras personas en medio del comienzo de una pandemia mundial que ha dejado solos en casa a millones de personas.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad