Publicidad

Catherine Siachoque vuelve a ser mala, maluca en «La mujer de mi vida»

Foto: cortesía IG @catherinesiachoque
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Tras décadas de exitosa carrera artística a sus espaldas, Catherine Siachoque ha demostrado con creces ser una actriz versátil. Alejada de las villanías desde hace algunos años, regresa a la pantalla con una nueva villana que promete cautivar al público como parte del elenco de «La mujer de mi vida», telenovela protagonizada por Iván Sánchez y Angélica Celaya.

Publicidad

«Ya llevamos unas semanas y ha sido una delicia trabajar con gente tan profesional, gente que conocía fuera del set pero con los que no había tenido la oportunidad de trabajar… Ojalá en la casa puedan sentir el ambiente que estamos sintiendo nosotros mientras hacemos las escenas. La estamos pasando muy bien», detalló feliz la actriz a la revista People en Español.

Definitivamente, la colombiana ha logrado mover las fibras más sensibles del público. Consigue despertar las más bajas emociones siendo la villana de la historia. Y, aunque en los roles de la buena y no tan buena le salen de maravilla, son sus personajes de villana los que han dejado una huella más profunda en el público. Celebramos su regreso con un repaso de algunos de sus roles más recordados.

«Las Juanas», 1997

Debutó en el mundo de las telenovelas en 1994 con la telenovela colombiana «Mambo», pero fue «Las Juanas», tres años después, la producción que le dio el reconocimiento y la fama en el género. Además, conoció al hombre de su vida, Miguel Varoni.

En este melodrama se metió en la piel de Juana Caridad Galante, la segunda de las Juanas. Criada en un convento, es de personalidad tímida, pero con un toque de picardía.

«Las Juanas» contó con un gran éxito tanto en Colombia como internacionalmente y es considerada un clásico dentro de las novelas delpaís cafetalero. Protagonizada por Angie Cepeda, Rafael Novoa, Catherine Siachoque, Orlando Lamboglia, Carolina Sabino, Nicolás Tovar, Xilena Aycardi, Jorge Cárdenas, Susana Torres y Freddy Flórez, cuenta con las participaciones antagónicas de Katherine Vélez, Miguel Varoni, entre otros.

La historia se aleja de la realidad para adentrarse dentro del realismo mágico. Ganó importantes premios y justo ahora vuelve a ser noticia, pues el pasado 6 de octubre, hace apenas tres días, se estrenó un reboot en Netflix, solo que esta nueva propuesta tiene un giro dramático.

«La venganza», 2002

Aquí se destacó en su rol antagónico al lado de Jorge Cao y el primer actor Carlos Duplat. Pronto, se convirtió en una de las telenovelas más exitosas en Colombia y alcanzó altos índices de audiencia en América Latina.

En este culebrón hizo de Grazzia, una mujer ambiciosa y egoísta que trae consigo la desgracia. Es hermana menor de Helena, interpretada por la actriz María Elena Döehring, que la odia por tener el cariño de su padre.

Gracias a su talento, Catherine fue reconocida por los Premios TVyNovelas 2004 como la Villana favorita. También, obtuvo la nominación a Mejor actriz de reparto.

Como dato curioso, y según los rumores, tuvo una mala relación con la actriz venezolana Gaby Spanic, quien era la protagonista del drama. Pese a ello, ambas tuvieron buenas críticas.

«Te voy a enseñar a querer», 2005

De nuevo en el rol antagónico. En esta novela se combina la realidad con la ficción y nuevamente comparte créditos con su esposo.

En este dramático, Catherine y Miguel le dan vida a Déborah y a Alejandro, respectivamente, un matrimonio que no se lleva bien. Sin embargo, esa temática está muy lejos de la realidad, puesto a que este matrimonio ha dejado claro que le encanta trabajar juntos. “Nosotros no tenemos lucha de egos”, aseguró la actriz.

Protagonizada por los actores Danna García, Miguel Varoni y Michel Brown, la tragedia empieza cuando don Félix se casa con Deborah Buenrostro (Catherine Siachoque), una mujer mucho más joven que él, muy ambiciosa y de oscuro pasado.

“Sin senos no hay paraíso”, 2008

Siachoque se dejó ver en la exitosa producción colombiana “Sin senos no hay paraíso”, que se hizo internacionalmente conocida desde su estreno.

Publicidad

Fue la encargada de darle vida a controversial doña Hilda, una madre colombiana de dos hijos a los que les tocaría vivir la problemática que atravesaba el país en ese entonces. 

El personaje fue aún más polémico, por la relación clandestina que tuvo con Albeiro Marín, quien era el enamorado de su hija Catalina.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad