Publicidad

Britney Spears continúa luchando por su emancipación monetaria

Britney Spears
Foto: AP
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El pasdo miércoles (23 de junio), la cantante Britney Spears le pidió a una jueza que termine la tutela que controla su vida e ingresos desde 2008, informó la agencia AP.

Publicidad

Spears dijo que la tutela impuesta por la corte es “abusiva” y condenó a su padre y a las otras personas que la han controlado.

“Quiero terminar esta tutela sin ser evaluada. Esta tutela me está haciendo mucho más daño que bien. Merezco tener una vida”, dijo Spears vía telefónica en un largo discurso emotivo y por momentos profano, en el que condenó el acuerdo legal y a su padre, quien lo ha controlado la mayor parte del tiempo.

Normativas irracionales

Spears, de 39 años, dijo que quiere casarse con su novio Sam Asghari y tener un bebé, pero la tutela no le permite hacerlo. Señaló a la corte que la están obligando a usar anticonceptivos contra su voluntad.

“Todo lo que quiero es poseer mi propio dinero y que esto termine y que mi novio pueda llevarme en su (grosería) auto”, dijo Spears.

En el discurso escrito que leyó durante más de 20 minutos, Spears reveló muchos detalles que habían sido cuidadosamente reservados por la corte.

Cuando una abogada, que representa a una de las personas responsables de su tutela, dijo que la audiencia y la transcripción de la misma deberían mantenerse en privado para que no se revelara información médica, Spears la confrontó y dijo que sus palabras deberían ser públicas.

“Han hecho un buen trabajo al explotar mi vida. Así que siento que debería ser una audiencia abierta en la corte y deberían escuchar y oír lo que tengo que decir”, recriminó la Princesa del Pop.

Otras medidas

Spears agregó que la obligaron a tomar litio contra su voluntad después de que se interrumpieron los ensayos para una residencia planeada en Las Vegas en 2019 que eventualmente fue cancelada.

Ella dijo que todo lo que hizo fue estar en desacuerdo con una parte de la coreografía de los shows. “No estoy aquí para ser esclava de nadie. Puedo decir que no a un movimiento de baile”, indicó.

La intérprete de “Toxic” fue interrumpida una vez por la jueza y otra por el reportero de la corte, quienes le pidieron que hablara más lento.

Unos 100 admiradores del llamado movimiento #FreeBritney (Liberen a Britney) se reunieron fuera del tribunal antes de la audiencia con letreros que decían “¡Liberen a Britney ahora!” y “¡Váyanse de la vida de Britney!”. Asimismo, un fan dentro de la corte gritó y ocasionalmente aplaudió durante las declaraciones.

Sin derecho a réplica

Britney Spears dijo que ha sentido que no la han escuchado en ninguna de sus participaciones anteriores en la corte, todas las cuales han permanecido confidenciales.

La jueza agradeció sus declaraciones, que calificó como “valientes” y no hizo más comentarios. Vivian Thoreen, abogada del padre de Spears, James Spears, dio una breve declaración a su nombre tras conversar con él durante una receso.

“Lamenta ver que su hija está sufriendo y en tanto dolor”, dijo Thoreen. “El señor Spears ama a su hija y la extraña mucho”.

James Spears es uno de los guardianes de las finanzas de su hija y también tiene control sobre las decisiones de su vida por gran parte de la tutela.

La solidaridad de los fans

Otros abogados en la sala también dijeron que esta no era la vía para responder a las declaraciones, pero accedieron a decir que fueron valientes.

Jennifer Preston, de 33 años, cruzó el país desde Richmond, Virginia para estar fuera del tribunal durante la audiencia pues dijo “soy una madre y una fan”.

“Estamos aquí para escuchar lo que tiene que decir”, dijo Preston. “Ha sido tratada como una niña por los últimos 13 años. No ha tenido control de su vida o de sus finanzas a pesar de que es claramente capaz de hacer esas cosas”.

Una incesante lucha

El abogado de Britney Spears designado por el tribunal, Samuel Ingham III, hizo una solicitud para que la estrella pop hablara a la corte en una audiencia en abril. Dijo que Spears no le había pedido oficialmente que presentara una solicitud para terminar con la tutela. Ingham dijo que Spears señaló que él no intentó “controlar, filtrar o editar” las palabras de su clienta.

Publicidad

La tutela se estableció cuando Spears atravesaba una crisis emocional en 2008. Spears ha dicho que esto ayudó a salvarla de la ruina financiera y mantenerla como una estrella pop de primer nivel.

Su padre y sus abogados han enfatizado que la artista y su fortuna, que según registros judiciales supera los 50 millones de dólares, siguen siendo vulnerables al fraude y la manipulación. Según la ley, Spears tendría que demostrar que es competente para tomar sus decisiones.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad