Publicidad

Britney podría quedar a la voluntad de Dios con la ida de su abogado

Britney Spears
Foto: AP
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Hace poco Larry Rudolph, representante artístico de Britney Spears por 25 años, rompió su contrato con la cantante y ahora lo hizo su abogado, Samuel Ingham III, quien saltó también del bote, según reportó la agencia AP.

Publicidad

El abogado de oficio de Britney Spears presentó recientemente documentos para renunciar al caso de curaduría de la intérprete, la más reciente de varias acciones de ese tipo que han surgido a raíz de los comentarios de la cantante pop en los tribunales, en los que criticaba el acuerdo legal que controla su dinero y sus asuntos personales.

Por otra parte, en los documentos que presentó al tribunal superior de Los Ángeles, Ingham solicitó a la corte que le asignara a Spears otro abogado y señaló que su renuncia se haría efectiva una vez que eso ocurriera.

¿Qué pasó?

Durante su discurso del 23 de junio ante la corte, en el que condenó la curaduría y pidió a la jueza Brenda Penny que pusiera fin a ella, Spears criticó a Ingham y dijo que desearía que la corte le permitiera contratar a un abogado de su elección.

La semana pasada, Bessemer Trust, la compañía de gestión patrimonial que Spears había solicitado como reemplazo a su padre en la custodia de sus finanzas, presentó sus propios documentos para retirarse del caso. Los papeles señalaban que las circunstancias habían cambiado luego de los comentarios realizados por la cantante el 23 de junio.

Previamente, en una audiencia en noviembre de 2020, Penny rechazó la solicitud de Spears de reemplazar por completo a su padre, pero dijo que James Spears y Bessemer Trust podían trabajar juntos como co-custodios de las finanzas de la cantante.

Las bajas laborales

El lunes 5 de julio, en una carta obtenida por la publicación de la industria del entretenimiento Deadline, el mánager de años de la cantante, Larry Rudolph, también anunció su renuncia, señalando que Spears no tenía intención de retomar su carrera luego de una pausa de dos años y medio, dejándolo sin trabajo que pudiera hacer para ella.

Ingham, por su parte, un veterano abogado especializado en sucesiones, se mantuvo en segundo plano durante años en el caso de curaduría, pero se convirtió en el defensor más vocal de Britney Spears a partir del año pasado.

Publicidad

En este sentido, sus declaraciones en la corte de que la intérprete le tenía miedo a su padre y de que no retomaría su carrera mientras él tuviera poder sobre ella, significaron una grieta inicial en el presunto consenso entre las partes involucradas en la curaduría.

Finalmente, en la audiencia del 23 de junio, Ingham dijo que Britney Spears no le había pedido interponer una moción para poner fin a la curaduría, pero señaló que anticipaba que lo hiciera pronto. En los comentarios de la cantante respecto a Ingham, Spears dijo que no sabía que podía presentar dicha solicitud y todavía no lo ha hecho.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad