Publicidad

«Blonde», con Ana de Armas, ofenderá a todo el mundo, según su director

Ana de Armas
Foto: IG @dearmaspearls

«Blonde», la biopic sobre Marilyn Monroe protagonizada por Ana de Armas, tiene algo que ofenderá a todos los que la vean, de acuerdo a recientes declaraciones de su director, Andrew Dominik.

Publicidad

El cineasta neozelandés se reunió con la revista Vulture para hablar sobre aspectos referentes a esta y otras de sus películas. Por ejemplo, el realizador de 54 años de edad habló del concepto detrás del filme sobre la vida de la protagonista de «Niágara».

«La idea detrás de ‘Blonde’ se centra en un drama infantil sobre ideas equivocadas que Marilyn aún lleva a cuestas en su vida adulta; ella ve el mundo a través del lente de esas ideas. Necesariamente, este aspecto de su vida se dividirá entre su aclamada personalidad pública y la privada que no tiene intenciones de desarrollar intimidad. Ella no está viendo el mundo en realidad, se está viendo a sí misma», expresó.

Igualmente, Dominik adelantó que modificó a conveniencia de la trama, ciertas imágenes populares y conocidas de la icónica actriz. Además, prometió que el filme desafiará las expectativas de quienes la vean.

«Con ‘Blonde’ la idea inicial era imitar imágenes que ya hemos visto de su vida. Si buscas en Google ‘Marilyn Monroe‘ verás escenas en mi película que hemos imitado. Quisimos tomar elementos e imágenes con los que nos sintiéramos familiarizados y cambiar el significado de acuerdo con su drama. Así que es este incómodo déja vù donde se te cruza algo que ya has visto antes, pero el concepto es lo contrario a lo que piensas», dijo también.

No habrá lugares comunes

Asimismo, Andrew Dominik admitió que se sorprendió cuando «Blonde» fue clasificada para mayores de 17 años de edad en Estados Unidos, algo que tomó por sorpresa al cineasta.

«Si que me sorprendió, pero creo que si metes a hombres y mujeres en una sala de juntas para debatir sobre comportamiento sexual, tal vez ellos se preocupen sobre lo que ellas vayan a pensar. Es que estamos viviendo tiempos extraños. No son momentos de sexualidad feliz, sino más bien de sexualidad ambigua. Los estadounidenses son muy raros cuando se trata de este tema. No sé por qué, pero ellos hacen más pornografía que cualquier otro país del mundo», manifestó.

De la misma manera, dejó claro que preferiría ver su versión ante la posibilidad de otra más suave, pues considera que es importante que el público conozca cierto aspecto de la vida de Marilyn.

«Si me dieran la oportunidad iría a ver la cinta con menores de 17 años porque sabemos que su vida estaba al borde, claramente, por la forma en que terminó. ¿Quieres ver la versión fuerte o la desinfectada? Es un momento interesante para estrenar ‘Blonde’; hace unos años hubiera estrenado, junto al surgimiento del movimiento ‘Me Too’, como una expresión de todo eso. Estamos en un momento ahora donde creo que la gente no está segura de en donde están los límites, es una película que definitivamente tiene una moralidad al respecto, pero que también está nadando en aguas bastante ambiguas, porque no creo que sea tan sencillo como todos quieren verlo. Hay algo en esta película que ofenderá a todo mundo», apuntó.

Toda una estrella

En una nota más positiva, Andrew Dominik no perdió la oportunidad de aclamar el trabajo de Ana de Armas en su interpretación como la máxima diva de antaño en Hollywood.

«Usualmente, el problema con ciertas películas es que el elenco no es el ideal, no todas las películas, pero puede pasar, con ‘Blonde’ no pasó esto. Ella es maravillosa esa chica, no tienes idea de lo buena que es Ana como Marilyn Monroe. Es tan buena como James Gandolfini».

Publicidad

Asimismo, recordemos que el mencionado actor protagonizó la excelente serie de televisión «Los Soprano» sobre uno de los capos más pesados de la mafia italiana en Nueva Jersey, Tony Soprano.

Por otra parte, el cineasta hizo énfasis en lo buena actriz que es la cubana y que gracias a su talento «habrá muchos años para el cine de Ana de Armas».

Deja un comentario

Publicidad
Publicidad