Publicidad

… ¡Y con bandola, primo!..

Anselmo López era conocido como "El rey de la bandola llanera". Foto: Archivo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Esta es una expresión de vieja data en boca de los pioneros del canto llanero, en aquellos tiempos cuando el arpa no había entrado con fuerza en el llano y la que mandaba en todos los fandangos era la bandola; y los llaneros emparrandaos vestían sus mejores aperos y le agilaban a la sabana con la bandola en la mano.

Publicidad
Publicidad

La bandola se origina en el Laúd persa de tres cuerdas, que fue llevado a España por los árabes en el siglo VII. En su evolución el laúd dio origen a la guitarra, a la mandola y la mandolina; instrumentos que viajaron a América con los conquistadores, dando origen, entre otros, al cuatro, el tres cubano, el charango, el requinto y la bandola.

En Venezuela la bandola ha evolucionado y de acuerdo a la región del país tenemos varios tipos: Llanera, de cuatro cuerdas que se tocan con una uña o plectro. Es más conocida en los estados Apure, Barinas, Guárico, Cojedes y Portuguesa. Oriental, consta de ocho cuerdas de nailon o metal organizadas en cuatro órdenes, y de una caja de resonancia más grandes y profunda que la bandola llanera. Se ejecuta principalmente en los estados Anzoátegui, Monagas, Sucre y Nueva Esparta. Central, posee ocho cuerdas de metal en cuatro órdenes, es decir, están organizadas en pares de igual afinación. Guayanesa, tiene cuatro órdenes dobles de cuerdas de metal y combina el sonido de la bandola llanera y la oriental. Y por último, tenemos a la bandola Andina, posee de 12 a 16 cuerdas.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad