Publicidad

En los Latin Grammy 2021 pusieron a cantar Raimundo y todo el mundo

Latin Grammy
Foto: EFE
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Con el grito «¡Viva la música latina!», Gloria Estefan abrió la velada de los Latin Grammy 2021, un evento que retomó su modalidad virtual, luego de una edición 2020 virtual debido a la pandemia del covid-19.

Publicidad

La presentación de la cantante cubana también contó con Anitta, Carlinhos Brown, Diego Torres, Farina, Laércio da Costa, Pedro Capó y Giulia Be, quienes interpretaron «Abriendo puertas», «Cuando hay amor» y «Magalenha», en un número que incluyó colores, luces, garotas y samba de la buena.

A las 9:00 de la noche (hora Venezuela) Juan Luis Guerra se lo adjudicó el primer gramófono de la gala televisada, correspondiente a Mejor álbum vocal pop tradicional. El intérprete de «Bachata rosa» se acercó al escenario aún con su mascarilla puesta, y dedicó el premio «a la República Dominicana», así como a familiares, amigos, músicos y, sobre todo, Jesucristo.

Evaluna y su padre, Ricardo Montaner, presentaron juntos el número en vivo de último miembro que se sumó a su familia, Camilo.

Descanso, ataviado con conjunto negro y luciéndose con el cuatro venezolano, el cantautor empezó su performance a las 9:20 de la noche con «Vida de rico», para luego dar paso a «Kesi» e ir de un ambiente en blanco y negro a otro full colores.

En un punto de su número y sin importar estar descalzo, Camilo se acercó al público, que bailaba al ritmo de su música. Como es costumbre, mencionó a su «Tribu», es decir, a los Montaner.

La noche es joven

Pese a que las ovaciones se las llevaron Christian Nodal y Los Plebes del Rancho de Ariel Camacho por su trabajo en «Recordando a una leyenda, Los Plebes del Rancho de Ariel Camacho y Christian Nodal», la categoría Mejor álbum de música norteña terminó en empate entre Los Dos Carnales y Grupo Palomo.

10:00 de la noche y el turno era de Ozuna. «Del mar» fue su primera rola y con un cambio de look pasó a «Señor juez» una bachata que le dio otro tono a su espectáculo, que contó con un featuring del dominicano Antony Santos.

A continuación se le escuchó decir al cantautor argentino Fito Páez: «Dicen que la música es el lenguaje del alma y debe ser cierto…», para anunciar el renglón Mejor álbum vocal pop, que fue a parar a las manos de Camilo por «Mis manos».

Esta vez subió a tarima con zapatos puestos y dedicó su triunfo «a Índigo, para que cuando nazca se sienta orgulloso u orgullosa de su papá». Agradeció a sus padres por acompañarlo esta noche y reconoció a su natal Colombia, al que describió como uno de los países más biodiversos del mundo.

Lluvia de talento

El MGM Grand Garden Arena, de Las Vegas retumbó cuando el puertorriqueño Bad Bunny salió victorioso en la categoría Mejor álbum de música urbana, por «El último tour del mundo».

«Nunca sé qué decir. Gracias a la gente que escucha mi música, a la Academia… Se lo dedico a la gente que trabaja conmigo.. Los amo», expresó, nerviosísimo, el «Conejo Malo», quien se medía con el venezolano Akapellah por su «Goldo Funky» en esta nominación.

El reloj marcaban las 10:20 de la noche y los siguientes fueron Café Tacvba y Juanes. En formato blanco y negro, los rockeros recrearon el documental del colombiano «Orígenes», un trabajo que grabó para reconocer a los artistas que ejercieron una gran influencia para él.

Los mexicanos y Juanes se adueñaron de la tarima para brindarle homenaje a Juan Gabriel con «No tengo dinero», acompañados de dos baterías, tres guitarras y un teclado.

Se espera que la noche de este 18 de noviembre también digan «presente» en los Latin Grammy Danna Paola, Christina Aguilera, Ozuna, Rubén Blades, entre otros.

El hombre del año

Con «Paula C, una gran banda y una impresionante recreación de la ciudad de New York, Rubén Blades se adueñó del escenario.

«Gracias a ti, con mi déficit de atención, nunca estuve solo porque estoy lleno de personajes que se convirtieron en mi familia», le confesó Residente al entregarle el reconocimiento.

La participación del boricua llamó la atención porque le pidió al astro de la salsa que le detuviera la «chuleta», puesto a que no podía leerla. ¿Los motivos? Le temblaban las manos por los nervios que sentía por estar frente a la persona que considera su mentor, su maestro, su amigo. «Eres un padre para mí», expresó. al tiempo que recordó que el panameño le dio una cama cuando no tenía donde dormir y un consejo cuando sintió perdida su carrera.

«Gracias a todos por este honor que recibo en nombre de Panamá», respondió Blades, el primer centroamericano en recibir tal distinción.

La noche avanzaba y, con ella llegó la hora de escuchar cantar en perfecto español a Christina Aguilera, quien interpretó «Pa’ mis muchachas», con Becky G, Nicki Nicole y Nathy Peluso. Ellas dieron paso a Juan Luis Guerra, quien regaló un mix de «Vale la pena» y «El farolito», que dedicó a Jhonny Ventura, cantante que murió tras sufrir un infarto.

«¡Viva México!»

Maná y Alejandro Fernández desempolvaron «Mariposa traicionera», un éxito de la banda del año 2002 que no tuvo el sonido que se esperaba, puesto que el hijo de Chente no tuvo la mejor voz en esta oportunidad. De hecho, le puso la nota discordante a la presentación.

Cerca de las 12:00 de la noche, Jorge Drexler hizo acto de presencia para presentar la Canción del año, categoría en la que se alzó hace un año por «Telefonía». De este modo, el uruguayo anunció que «Patria y vida», de los cubanos Descemer Bueno, El Funky, Gente de Zona, Yadam González, Beatriz Luengo, Maykel Osorbo & Yotuel, se quedó con el gramófono.

Publicidad

Mientras tanto, la Persona del año, Rubén Blades, fue considerado por la Academia de la Música Latina como el realizador del Álbum del año junto a Roberto Delgado & Orquesta por «Salswing!».

Para finalizar, Bad Bunny se encargó de cerrar los Latin Grammy 2021 con «Maldita pobreza, canción que forma parte de «El último tour del mundo» (2020).

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad