Publicidad

Anya Taylor-Joy estuvo a punto de tirar la toalla

Foto: IG @anyataylorjoy
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El nombre de Anya Taylor-Joy se ha vuelto cada vez más reconocido gracias a las impecables actuaciones de la intérprete.

Publicidad

La serie de Netflix “The Queen’s Gambit” (“Gambito de dama”) es su título más famoso y la llevó a ganar un Globo de oro como Mejor actriz en una serie de edición limitada.

Sin embargo, hubo un momento en el que la también actriz de “Emma” consideró dejar la actuación porque se sintió decepcionada consigo misma.

¿La razón? No le gustó su trabajo en “The Witch” (“La bruja”), una película independiente aclamada por la crítica. Vale la pena acotar que este film fue su debut en esta profesión con la que hoy colecta millones de dólares.

El pasado 21 de junio Taylor-Joy se reunió con The Hollywood Reporter y les contó todo lo relacionado al tema en el podcast “Award Chatter”.

Anya relató que dos horas antes de que el filme de terror fuera proyectado por segunda vez en el festival de Sundace, el director Robert Eggers se la puso al elenco. Tras verse en pantalla, la joven no quedó feliz con el resultado final.

“Estaba devastada, fue el peor sentimiento del mundo, pensé que había decepcionado a la gente que más amo en el mundo”, comentó la actriz de “Peaky Blinders”.

Publicidad

Asimismo, destacó que nunca está completamente satisfecha con el resultado de sus actuaciones y que es bastante exigente consigo misma.

Afortunadamente, no todo mundo pensó igual que ella, pues “The Witch” (“La bruja”, 2015) la recompensó con dos galardones: el Premio Gotham a la Intérprete revelación y el Trofeo Chopard en Cannes como el Joven talento femenino más emocionante de la industria del cine.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad