Publicidad

Anitta versiona “La chica de Ipanema” en el tema “Girl from Rio”

Ipanema
Foto: AP
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Una belleza brasileña llega con su chofer en un Porsche al Río de Janeiro de los años 60. Los colores pasteles son agradables a la vista, al igual que esta atractiva joven haciendo piruetas mientras una guitarra toca el himno de la ciudad: “La chica de Ipanema” (“Garota de Ipanema”), que en esta oportunidad contará con una nueva versión de la estrella pop brasileña Anitta, refiere la agencia AP.

Publicidad

“Déjame contarte sobre un Río diferente / de donde soy, pero no el que conoces”, recita la estrella en su más reciente tema de trap. El video musical la muestra en bikini bajando de un autobús en una playa artificial junto al aeropuerto internacional de Río.

Es el más reciente giro a la dulce canción de bossa nova que, más de medio siglo después de que Antônio Carlos Jobim y Vinicius de Moraes la crearan, sigue sonando y cautivando a extranjeros. El viaje de la chica de Ipanema, de Río de Janeiro a Estados Unidos y de vuelta a Río, muestra lo que puede cambiar, y también lo que permanece, cuando la cultura cruza fronteras en una era de globalización.

Otros detalles

“Girl from Rio”, que Anitta canta en inglés, mantiene solo la melodía de la canción original mientras que sus letras expresan la realidad: las mujeres de la ciudad tienen más curvas que la encantadora joven alta y bronceada de la que cantaba Frank Sinatra.

El video de Anitta exhibe parrilladas en la playa y chicas con los cabellos decolorados, muchos traseros y besos apasionados así como sustitutas, principalmente negras, de la musa original.

La nueva versión dista mucho de la época dorada del glamur de Río, cuando Brasil producía sedanes Beetle de Volkswagen y estaba en camino a ganar su segunda Copa Mundial consecutiva.

La “Ipanema” de entonces

Era principios de los años 60. Río acababa de perder su estatus como capital nacional, pero nadie podía quitarle las pintorescas playas de Copacabana e Ipanema que sirvieron de escenario para el movimiento musical de la bossa nova, y donde Jobim y de Moraes, compositor y poeta respectivamente, solían ver a su musa caminando mientras se sentaban junto a la ventana de un bar.

“Realmente tiene un secreto, un encanto”, dijo la hija de Moraes, Georgiana, quien es cantante ocasional y a veces interpreta “La chica de Ipanema”. Indicó que ha escuchado la canción innumerables veces y que, de alguna manera, nunca pierde su magia.

Diferencias creativas

Los problemas surgieron cuando llegó momento de traducir la canción al inglés. El letrista Norman Gimbel se opuso firmemente a la palabra “Ipanema” porque le recordaba a Ipana, una marca ahora olvidada de pasta de dientes. En declaraciones publicadas en la biografía de Jobim, “Cancioneiro Jobim″, el brasileño recordó discutir con Gimbel en un taxi en Manhattan. Hasta el taxista intervino para ponerse del lado de Gimbel.

“Todo lo que yo quería hacer era transmitir el espíritu de la chica de Ipanema, esa cosa poética de Río. Creo que lo logramos un poco, pero fue una pelea fea”, escribió Jobim. “Los estadounidenses nunca entenderán nuestra ‘civilización de playa’”.

La traducción de una lengua romance, cuyas palabras terminan en vocales suaves, le resta algo del dulce bamboleo a la canción, de acuerdo con el hijo de Jobim, Paulinho, quien es músico.

Pero la letra en inglés también cambia un poco el escenario, dijo Sérgio Augusto, quien escribió “Cancioneiro Jobim” y tuvo acceso a las notas de los artistas. En portugués, una chica que pasa caminando alegra el espíritu de un hombre solitario que admira la belleza fugaz que ella le da al mundo. En inglés, un hombre añora y se lamenta por el amor no correspondido de una chica que no lo mira. “Hay una gran diferencia”, dijo Augusto, “entre la indiferencia y el desprecio”.

Otros problemas

La letra en inglés podría tal vez considerarse especialmente indecorosa para un público moderno menos tolerante ante la atención masculina indeseada. El guitarrista brasileño Toquinho, quien tocó junto a Moraes por años, cuestionó en 2019 si incluso la original sería rechazada ahora.

Ruy Castro, quien escribió el libro sobre la historia de la bossa nova “Chega de Saudade”, dijo que el trabajo de Gimbel era, desafortunadamente, necesario.

Gimbel fue uno de muchos “letristas estadounidenses profesionales que le ponían letras en inglés a canciones extranjeras sin saber lo que significaban, y terminaron cobrando más que los autores originales”, dijo Castro a AP vía email.

“Pero”, agregó, “así es cómo funcionaba el sistema, y está claro que sin las letras en inglés esas canciones nunca habrían logrado atravesar el provincialismo estadounidense”.

El Río de hoy

“The Girl from Ipanema” no solo logró trascender las fronteras; se convirtió en un megaéxito y eso llevó a Brasil a atesorar la original.

Anitta dijo que esa fue la razón por la que decidió grabar “Girl from Rio” en inglés. En una entrevista desde Miami, la cantante sostuvo que tener el sello de aprobación en el extranjero ayuda a los brasileños a valorar su propia música.

Publicidad

“Mi reto ahora es tratar de hacer que la gente fuera de Brasil se interese por la música y la cultura brasileña de nuevo como en aquellos tiempos de ‘La chica de Ipanema’”, soltó. “Creo que es necesario que la gente afuera de Brasil adopte la música brasileña, la música funk y todo lo que hagamos para que los propios brasileños piensen que tenemos algo bueno en nuestras manos”.

Al eliminar “Ipanema” de la letra, Anitta tuvo éxito donde Gimbel fracasó. La estrella recibió la bendición de las familias de los artistas, que revisaron su versión antes de dar su aprobación.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad