Publicidad

Amor e interés

Chyno
Foto: IG @chynomiranda
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

“Contigo, pan y cebolla” es la síntesis popular de la parrafada religiosa “en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad, para amarte y cuidarte, hasta que la muerte nos separe”, referida al compromiso que representa el sacramento del matrimonio, en el sentido más idealista. Sobran las explicaciones, aunque, en el mundo real, pareciera que su aplicación cada vez está más limitada a las princesas Disney.

Publicidad

Esto viene a cuento por el escándalo que reventó esta semana, teniendo como protagonista al cantante Jesús Miranda, mejor conocido como Chyno, después de su reciente participación en Premios Juventud.

La marca «Chisme No Like», primero en su cuenta en Instagram y luego en el programa transmitido por Estrella TV, difundió afirmaciones muy graves y muy preocupantes, en boca de los periodistas Javier Ceriani y Elisa Beristain, quienes aseguraron que el artista y su esposa, Natasha Araos, están separados.

Tal información, aunque sorpresiva, sería relativamente inocua si no fuera por los detalles que añadieron: la mujer vació las cuentas bancarias, botó del apartamento mayamero a su suegra, luego echó a su cónyuge y lo chantajeó con alejarlo de su hijo, aprovechándose de la vulnerabilidad que presenta, tras sufrir una neuropatía periférica que ha limitado sus facultades físicas, como consecuencia del coronavirus.

Agregaron, además, que la chica tiene pretensiones de incursionar en el mundo de la música y ha decidido explotar la situación para promocionarse.

A pesar de ser muy activa en las redes sociales, posteando videos a cada rato, Natasha no ha respondido a los señalamientos y la vocería ha quedado en manos del equipo de trabajo del cantante que, en la actualidad, según indican, está conformado por personas leales a la señora Miranda. Ahí nació la versión de que continúan juntos.

Otras fuentes, sin embargo, han confirmado que la pareja lleva ocho meses distanciada y que el cantante se encuentra en Caracas, al cuidado de su madre, quien ha optado por la discreción, aunque no se descarta que en algún momento pudiera dar declaraciones.

Publicidad

El resto del entorno permanece reacio a suministrar detalles sobre la veracidad o no de las denuncias formuladas que, de ser ciertas, dejarían muy mal parada a Araos y pondrían en duda el sentimiento que encaminó la relación hasta el altar. Y no porque se haya alejado en el momento en que Chyno más la necesita (en un mundo individualista cada vez hay menos personas dispuestas a sacrificarse por los demás), sino por el resto de acciones vinculadas con humanidad.

Entonces habría que recurrir a otro refrán: “El amor y el interés se fueron al campo un día…”

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad