Alzar vuelo

Que las redes sociales dan para todo está más que demostrado. También que son un paredón en el que se aplica la roñosa máxima de disparar primero y averiguar después.

Entre las curiosidades está Celebrity Jets, cuenta en Twitter creada por el estadounidense Jack Sweeney. El programador puso en marcha un bot que registra el despegue y aterrizaje de los jets privados de celebridades, calculando tiempo de vuelo, costo del desplazamiento, consumo de combustible y emisión de dióxido de carbono.

La iniciativa ha tenido una importante repercusión, después de hacer pública la llamada “lista de los 10 famosos más contaminantes”, encabezada por la cantante Taylor Swift, cuyos voceros aseguraron que todos los viajes reflejados no fueron realizados por la artista. De hecho, la cuenta aclaró que el rastreo no incluye a los pasajeros.

A la intérprete la siguen: el exboxeador Floyd Mayweather, a quien le subrayaron un vuelo de 10 minutos entre dos aeropuertos de Las Vegas; el rapero Jay Z, cónyuge de la diva Beyoncé; el exgrandeliga Álex Rodríguez; el cantautor country Blake Shelton, coach de La Voz; el cineasta Steven Spielberg; la celebrity Kim Kardashian; el actor Mark Wahlberg; la periodista Oprah Winfrey y el vocalista Travis Scott, novio de Kylie Jenner.

La difusión de esos datos originó, como no podía ser de otra manera, la reacción de usuarios que señalaron el daño causado al medio ambiente y, en casos específicos, calificaron de hipócritas a quienes muestran preocupación pública por el cambio climático y, en privado, priorizan la comodidad ante la conservación.

Frente al revuelo generado, algunos expertos han echado mano a las cifras, para asegurar que, por ahora, la situación no es preocupante. Según los estudios, el transporte produce 15% de las emisiones globales, la aviación representa menos de 10% de ese porcentaje y los vuelos privados entre 2 y 4%. Aunque crear conciencia nunca sobra.

Las estimaciones prevén que los vuelos privados aumentarán 42%, de aquí a la llegada de 2040. Nada sorprendente. Cada vez son más las personalidades que invierten en jets, incluyendo a latinos como Ricky Martin, Gloria Trevi, Maluma, J Balvin, Alejandro Fernández y “la señorita” Laura Bozzo, que lo usa para ir de su lugar de residencia en Acapulco a Ciudad de México.

Y, además, es comprensible, si se toma en cuenta el viacrucis de cualquier mortal a la hora de viajar: tres o cuatro horas antes en el aeropuerto, colas kilométricas para el chequeo, requisas casi impúdicas, retraso en los despegues y asientos insuficientes para esperar. A cualquiera le provoca comprarse un avioncito, aunque el presupuesto solo alcance para un papagayo.

Deja un comentario

Lo último

Nubarrones

Lea aquí la columna "El mago de OS" de Orlando Suárez

«Los Supersónicos» se adelantaron al futuro

La serie de Hanna-Barbera cumple seis décadas

Eduardo Serrano celebra la publicación de su primer libro

El artista de la interpretación incluyó reflexiones y poesías en su primer obra

De cautivos

Lea aquí la columna "La Cota Lil" de Lil Rodríguez

La vida del diseñador Balenciaga se contará en una serie

Disney+ estará al frente del proyecto

Shakira se inspira entre grabaciones y el divorcio  

La colombiana tenía su nuevo álbum casi listo, pero ahora echó para atrás su lanzamiento

Esta es la opinión de Amber Heard sobre la nueva relación de Johnny Depp

La actriz y su exesposo siguen siendo noticia

Will Smith podría volver a la actuación después de su racha de mala suerte

La carrera profesional del actor se fue a pique por un arrebato de rabia

Especiales