Publicidad

Adiós, Carnaval

Foto: Archivo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

A pesar de la amenaza impuesta por la pandemia del covid 19, y de las normas establecidas -y de atención obligatoria- para tratar de frenar la expansión del virus en el país; el venezolano en buen número salió a festejar y se apoderó de las calles en ciudades y pueblos.

Publicidad
Publicidad

Recién acaba de pasar el Carnaval, y probablemente muchos estarán pensando en la Semana Santa -del domingo 28 de marzo al domingo 4 de abril-; semana en la que nuevamente el coronavirus advierte de su presencia a la espera del “recogimiento” que suponen los días santos. La cercanía de la Semana Santa, también conocida como Semana Mayor, trae a estas líneas la santa imagen del Nazareno de Achaguas (Apure) de gran devoción en toda la llanura venezolana.

Más allá del aspecto religioso, esta imagen presenta una fusión interesante aferrada a nuestra historia patria. Se dice, qué en los días previos a la Batalla de Carabobo, el General José Antonio Páez recorría la llanura reclutando hombres para su ejército, y en esa misión llegó a la población de Achaguas. El 10 de marzo de 1821 entró al tempo del poblado y prometió una imagen de Jesús Nazareno si lograba la victoria en el campo de batalla.

Ese mismo día parte a las sabanas de Carabobo y el 24 de junio de 1821 obtuvo una victoria aplastante. En cumplimiento a su promesa, encarga al tallista español Merced Rada la imagen del Nazareno; la que entrega a la iglesia de Achaguas en 1835.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad