Publicidad

Actriz de «Silvana sin lana» se muda a Israel por el judaísmo

Foto: IG @sarahmintzoficial
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La exactriz de telenovelas Maritza Rodríguez, hoy conocida como Sarah Mintz, se mudó a Israel en compañía de su esposo, el ejecutivo de televisión Joshua Mintz, y sus hijos gemelos Akiva y Yehuda.

Publicidad

Cabe recordar que ella concretó su conversión al judaísmo ortodoxo en 2018. Tras el cambio, anunció su salida de cualquier proyecto en donde tuviera contacto físico con otros hombres o lucir semidesnuda.

Buscan libertad

Para ella todo esto ha significado evolución. «Estoy plena, estoy muy contenta, estoy muy ilusionada de todas las cosas buenas (que están por venir)», expresó en su cuenta de Instagram.

La familia Mintz llegó hace solo 4 días a Israel, territorio que será su nuevo hogar durante los próximos años.

La retirada actriz conocida por telenovelas como «Marido en alquiler» y «Silvana sin lana», contó sobre la razón que la llevó a tomar la decisión de fijar su lugar de residencia en Israel.

«Se juntó el sueño de mi esposo, el sueño de que mis hijos crezcan en un lugar donde tengan la libertad de vivir como judíos con lo que conlleva una vida de Torá, que puedan tener la libertad de andar, simplemente de estar, de ser», señaló.

Y añadió: «Y creo que este país le puede ofrecer a mis hijos un alto nivel de educación, un alto nivel de Torá, un alto nivel de amor por Israel y obviamente van a tener un nivel cultural grandísimo», compartió.

Fue su decisión

La exvillana de telenovelas, en 2020, explicó que su esposo jamás le exigió que se cambiara al judaísmo y el porqué de su transformación de Maritza Rodríguez a Sarah Mintz y cómo lo tomaron sus padres.

«Mi esposo jamás, ni su familia, me exigió que yo me cambiara al judaísmo, nunca me lo pidió como mucha gente dice que yo soy una tonta, que estoy sometida por mi esposo», manifesó.

Publicidad

La nacida en Barranquilla afirma que su pareja la aceptó tal como ella era. «Solo que aquí la que evolucionó, la que quiso trascender fui yo», explicó la colombiana de 45 años.

De esta manera, destacó: «Me dice: ‘mijita si usted está en los caminos de Dios, que su Dios es el mismo Dios mío, sino que usted lo expresa de una manera diferente, qué papá no está feliz y no está tranquilo con eso’», recordó la reacción de su padre.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad