Publicidad

A Zayn Malik también lo botó su compañía discográfica

Zayn Malik
Foto: cortesía Instagram @zaynm290
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El cantante británico Zayn Malik sigue dando de qué hablar, pero no en el buen sentido. Ahora, tras la polémica con su exsuegra, se confirmó que el artista fue «liberado» por su discográfica, la estadounidense RCA.

Publicidad

De acuerdo al diario británico The Sun, la decisión de la disquera llega enmarcada también por los insistentes rumores que afirman que el artista ha vuelto a consumir cannabis de manera descontrolada.

«Mucha gente ha intentado desesperadamente volver a encarrilar la vida y la carrera de Zayn, pero nada ha funcionado», reveló una fuente de alto nivel de RCA, que forma parte del conglomerado Sony Music.

Muchos se han rendido

«Muchas personas que han trabajado con él se han rendido. «Es casi imposible de controlar o guiar. Hace un rato su sello decidió silenciosamente que era el final de la línea para su relación, y ahora esto» agregó el informante. La fuente expresó, asimismo, que la reciente disputa con Yolanda Hadid, de 57 años, fue la gota que rebalsó el vaso.

Como se recordará, hace unos días, la ex estrella de One Direction, de 28 años, se declaró culpable de cuatro cargos de hostigamiento a Yolanda y Gigi Hadid. Todo esto en medio de acusaciones de que estrelló a la primera contra un armario durante una discusión.

En el incidente, ocurrido el 29 de septiembre en el rancho que compartía con Gigi en Pennsylvania, Estados Unidos, supuestamente llamó a Yolanda, nacida en los Países Bajos, una «f****g puta holandesa» en la disputa.

Publicidad

Con relación a lo relacionado con la decisión de su casa discográfica, hay que señalar que la carrera artística de Zayn Malik ya estaba en estado de coma mucho antes del incidente que protagonizó con la madre de su ahora expareja.

Aunque inició su etapa como solista de manera exitosa con el álbum «Mind of Mine» (2017), sus siguientes trabajos, «Icarus Falls» (2018) y «Nobody is Listening» (2019) fracasaron de manera estrepitosa en lo que a ventas, impacto radial y streaming se refiere.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad