Publicidad

A Mario Casas no le importa jugarse el físico

Mario Casas
Foto: Cortesía IG @mario_houses
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Sin el trampolín que representan las plataformas streaming, la proyección internacional del actor español Mario Casas hubiera sido más lenta o incluso hubiese podido quedar reducida a sectores del público latinoamericano que sintonizan canales de televisión hispanos. Sin embargo, su firme presencia, a través de varios títulos, en la oferta de Netflix, por ejemplo, le ha permitido conquistar audiencias más allá de las que ya tenía en su país natal, donde no falla en las listas de los “guaperas” más taquilleros.

Publicidad

Y si bien la etiqueta de galán le permitió comenzar como modelo y convertirse en ídolo juvenil, se ha empeñado en demostrar que su físico es solo el envoltorio de la capacidad para desdoblarse e interpretar personajes de diferentes calibres. Los números de su carrera son: 23 películas estrenadas, 7 series, 5 cortometrajes y 27 reconocimientos en disímiles festivales y entregas de premios. Detalle: apenas hoy, 12 de junio de 2021, cumple 35 años.

La taquilla

Aunque Mario Casas nació en A Coruña, la familia se trasladó a Cataluña, cuando el pequeño tenía seis años. Para canalizar sus inquietudes artísticas, incursionó en el mundo de la publicidad y aceptó pequeñas participaciones hasta que llegó la oportunidad de integrar el elenco fijo de la serie “Sin miedo a soñar” de 2006. Este mismo año debutó en el cine en “El camino de los ingleses”, su primer contacto con Antonio Banderas, director del filme.

El siguiente paso fue en “Los hombres de Paco” (2007). La aceptación de esta serie se tradujo en grandes niveles de popularidad para su elenco, incluyendo a quien se convertiría en un imán para mover la boletería en las salas cinematográficas.

Así llegaron películas como “Tres metros sobre el cielo”, que lo vendió como el propio príncipe azul; “Las brujas de Zagarramurdi”, del reconocido Álex de la Iglesia; Los 33, basada en el rescate de los mineros chilenos atrapados bajo tierra; “Mi gran noche”, cinta de humor protagonizada por el cantante Raphael; “El fotógrafo de Mauthausen”, para la cual adelgazó 12 kilogramos, a fin de darle veracidad a su papel de prisionero en el citado campo de concentración; y “El practicante”, historia de Netflix, cuyo protagonista queda confinado a una silla de ruedas. Para este personaje –sicópata despreciable- se preparó con fisioterapeutas, a fin de pulir las posiciones que debía manejar de sus extremidades inferiores inertes.

Publicidad

A este trabajo le siguió el que podría considerarse su consagración: “No matarás”. En el largometraje dirigido por David Victori compartió créditos estelares con Milena Smith, Elisabeth Larena y Fernando Valdivieso. Su interpretación de Daniel Aranda le valió el premio Goya como mejor actor en la edición de 2021. 

Íconos

“El camino de los ingleses” marcó la incursión de Mario Casas en el mundo del cine. Lo hizo de la mano de Antonio Banderas, leyenda del medio artístico español que en sus años mozos fue considerado un latin lover dentro de la industria hollywoodense. Ocho años después de esa vivencia, los actores volvieron a coincidir durante el rodaje de “Los 33”, en la segunda experiencia internacional de Casas luego de “Edén”. Pero la historia no terminó ahí. Al momento de diseñar la campaña publicitaria de su nuevo perfume, el malagueño decidió que fuese un mano a mano entre galanes de diferentes generaciones. El comercial de “The Icon by Antonio Banderas” rota en la televisión por cable.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad