¡A la carga!

Estaba más cantado que «Despacito». El anuncio del concierto y la posterior visita de José Luis Rodríguez a Venezuela, para cantar en el Teatro Teresa Carreño, no iba a quedarse solamente en críticas de quienes le cuestionan su cambio de posición, en relación con que no vendría hasta que se produjera un golpe de timón gubernamental y, al mismo tiempo, de quienes le recriminan su falta de apoyo al actual mandatario.

En ambos casos, el factor político ha ninguneado la estatura artística de uno de los intérpretes criollos de mayores logros en la escena internacional. Pero ese es otro tema.

Al margen de tal consideración, lo otro que estaba clarito es que Lila Morillo no se quedaría quieta. Ya es casi una tradición que, cuando El Puma se convierte en foco de atención nacional, la llamada “Maracucha de oro” se invente una para volver a la palestra, aprovechándose del interés que genera su ex y de la capacidad que ella misma tiene para revitalizar una historia que terminó en tribunales, hace 36 años, aunque dos hijas impidan la ruptura definitiva del vínculo.

Es así como el 13 de julio, un día antes de que el cantante rugiera en la Sala Ríos Reyna, la diva zuliana interrumpió un silencio de varios años e irrumpió en las redes sociales, a través de videos que mostraban su retorno a Venezuela, acompañada por la menor de sus crías, Lilibeth.

Parece demasiada coincidencia que decidiera abandonar la quietud de su hogar mayamero justo cuando José Luis está en el país, pero no es así. De casualidad nada.

Si algo ha demostrado Lila a lo largo de varias décadas es su habilidad para mantenerse vigente, más allá de lo artístico, si se toma en cuenta que su repertorio musical puede resumirse en tres éxitos («El cocotero«, «Fuego lento» y «La jaula de oro», este de 1984) y que su participación en telenovelas ha sido muy irregular desde la década de los años 70 del siglo pasado.

Sin embargo, siempre que aparece causa revuelo. Sabe cuál tecla activar para generar polémica con sus declaraciones y tiene un olfato especial para detectar las oportunidades. Además de un carisma a prueba de generaciones. Muchos jóvenes, sin conocer detalles de su trayectoria, quedan enganchados cuando la escuchan hablar y ese es un valor que no se adquiere en las academias.

Por esas características casi únicas que la han convertido en una mujer rating, productores de televisión han tolerado su impuntualidad, sus caprichos y sus desplantes, a cambio de buenos índices de audiencia. Porque Lila es Lila y, seguramente, lo confirmará en breve con su presencia en distintos programas. Este regreso al país no es precisamente para comprarse unos trapitos en el mercado Guaicaipuro.

Deja un comentario

Lo último

Ozuna debutará en el mundo de los cómics inspirados en James Bond

El intérprete de "La copa" cerró acuerdo para producir novela gráfica "llena de acción"

¡Es oficial! Rihanna será la encargada de la música del Super Bowl

La show del medio tiempo del Super Bowl es un auténtico acontecimiento mundial

Netflix lanzó escena eliminada de la primera temporada de «El juego del calamar»

La famosa serie surcoreana se encuentra desarrollando la nueva temporada

Tati Gabrielle vuelve como Marienne a la cuarta temporada de «You»

La cuarta temporada de la serie que protagoniza Penn Badgley llegará a Netflix a principio de 2023

La quinta temporada de «The Crown» ya tiene fecha de estreno

La historia de la familia real regresará a Netflix en noviembre

El actor Andrés García se encuentra hospitalizado tras segunda caída

El dominicano-mexicano, de 81 años, cree que está viviendo los últimos días

Así reaccionó Zayn Malik al saber que su ex, Gigi Hadid, tiene nuevo novio

El cantante y Gigi Hadid tuvieron una relación de varios años y tienen una hija en común

Aseguran que Britney Spears le pondrá música al Super Bowl LVII

El evento se celebrará el próximo 12 de febrero del 2023

Especiales