Publicidad

A Gloria Trevi le están investigando hasta el modo de caminar

Foto: IG @gloriatrevi
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) del Gobierno mexicano está investigando a la famosa cantante mexicana Gloria Trevi y a su esposo, el abogado Armando Gómez Martínez, por lavado de dinero y por defraudación, según informó la institución y reseñó EFE.

Publicidad

Fuentes ministeriales confirmaron que la denuncia se presentó el pasado 8 de septiembre y que ambos están señalados por, supuestamente, evadir al fisco por más de 400 millones de pesos y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Denuncia

Según el diario La Jornada, la denuncia se presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) el 8 de septiembre por considerarse que las empresas que ambos poseen y que tienen su sede en Texas, Estados Unidos, se emplean para evadir el pago de impuestos en territorio nacional.

De acuerdo con el rotativo, entre mayo y junio pasados la empresa Great Tallent LLC cambió de director y la intérprete de «Todos me miran» fue sustituida en la dirección del corporativo, cargo que, finalmente, recayó en su esposo.

Red de lavado

En la denuncia presentada por la UIF se indica también que Martínez lidera una red de lavado de dinero con varias empresas y seis personas físicas, entre ellas Trevi, de 53 años.

Asimismo, hay que destacar que la cantante es una de las figuras más reconocidas musicalmente en México y lleva décadas de carrera, pese a fuertes polémicas han rodeado su trayectoria.

Recordemos que en noviembre de 1999 autoridades de Estados Unidos detuvieron a Gómez Martínez, al detectarse que intentaba trasladar a México, sin realizar la declaración correspondiente, 410 mil dólares en efectivo.

El litigante obtuvo libertad condicional, pero violó el acuerdo al que había llegado y sin autorización retornó a México, por lo que se emitió una orden de captura en su contra. En febrero de 2005, tras declararse culpable del delito de contrabando de dinero, recibió una sentencia de cuatro meses de prisión, los que cumplió en ese mismo año en la prisión de La Villa, en Hidalgo, Texas.

Publicidad

Por su parte, en enero de 2000, Gloria, su exrepresentante Sergio Andrade y María Raquenel Portillo, a quien se le conoce como «Mary Boquitas», terminaron tras las rejas en Río de Janeiro (Brasil) bajo cargos de rapto, violación y corrupción de menores.

Trevi pasó tres años en la cárcel y fue extraditada a México, donde fue absuelta y recuperó su libertad en septiembre de 2004.

 

ENLACES PATROCINADOS

Publicidad
Publicidad