Publicidad

10 princesas de ensueño que encontrarás en el castillo de Netflix

Netflix
Foto: cortesía Netflix

Había una vez en un reino no muy lejano, diez hermosas princesas que habitaban en el streaming de Netflix. Sus personalidades eran distintas, pero sus historias muy similares. Y cada una esperaba paciente hasta que llegara un ‘espectador azul’ que viera su película para que así, fueran felices para siempre.

Publicidad

Hoy, Chévere te presenta diez títulos sobre princesas de todo tipo: clásicas, modernas, sinceras, mentirosas, sumisas, rebeldes, melancólicas, alegres, de carne y hueso o de juguete. Algunas historias son originales mientras que otras son adaptaciones de la literatura o el folclore. Conque no esperes más y siéntate al sofá.

«Tratamiento real»

Empecemos la lista de Netflix con una actriz que no decepciona: Laura Marano. En vez de apresurarse a hacer las (tan temidas) transiciones de niña a mujer de las exestrellas infantiles; va a paso lento, pero seguro. Así lo demuestra en este film que conjuga los cuentos con el mundo real.

Isabella (Marano) es una peluquera de Nueva York que no tiene pelos en la lengua. Por otro lado, Thomas (Mena Masoud) es un príncipe dócil a quien, debido a su estatus, nadie dice la verdad. Pero eso acabará cuando los servicios de la chica sean requeridos, y empiece a escuchar sus cuantas verdades. Agradecido por su sinceridad, termina dándole un contrato para trabajar en su boda. ¿Esta se realizará o nuestra peluquera se convertirá en princesa? Mírala y luego nos cuentas.

«El príncipe y yo»

Alejándose del terreno infantil hacia uno adolescente nos llega este romántico relato, ideal para la mañana de un sábado. Una jovencísima y encantadora Julia Stiles encabeza esta trama. Interpreta a Page Morgan, una estudiante que a base de método y esfuerzo se abre camino en el mundo de la medicina.

Por el contrario, Eddie (Luke Mably) es un chico irresponsable acostumbrado a escapar de las obligaciones. Incluso elige la universidad que está más lejos de sus padres con la esperanza de irse de juerga. Pero resulta que el niño es un príncipe de incógnito. Aunque incompatibles al inicio, acabarán enamorándose. ¿Dejará la chica sus metas para seguir al verdadero amor? Averígualo en Netflix.

«Khoobsurat»

Desde la India, nos encontramos con la vida de Mili (Sonam Kapoor) una extrovertida fisioterapeuta que es contratada para ayudar a un paciente lisiado. Pero no es cualquier paciente, sino un rey bastante terco y reacio al tratamiento.

Con todo, Mili acepta el reto y viaja hasta el palacio donde conocerá al resto de la familia real: una tímida princesa, una reina muy maleducada y un alto y gallardo príncipe llamado Vikram (Fawad Khan). Sus personalidades tan diferentes estarán haciendo chispas durante toda la maravillosa cinta que no deja de rememorar a la «Mujer Bonita» de Julia Roberts.

Llena de música, rocío y sabor esta cinta te dejará con una sensación de frescura que no querrás que se acabe. Ingresa ya a Netflix, ponla a descargar y verás que no te arrepientes.

«La princesa prometida»

Quien no haya visto nunca esta película de los ochenta y llegue a hacerlo, no dejará de preguntarse por qué lo hizo hasta ahora. Con una cinematografía que captura toda la magnificencia de Hollywood, nos llega la historia de Buttercup, una aldeana que se enamora de un granjero. Sin embargo, este desaparece al tratar de conseguir fortuna para la boda, y ella jura no volver amar.

Luego de un tiempo, el príncipe de Florín decide desposarla, pero parece que la suerte de la muchacha no mejora y es víctima de un secuestro hasta que es rescatada por el intrépido caballero negro. Pero las aventuras apenas comienzan.

Esta es una maravilla del séptimo arte que mezcla la comedia del absurdo con el romance medieval, que ahora lo tienes disponible en Netflix. Contó con Carey Elwes, Billy Cristal y una debutante Robin Wright (la recordada Jenny de «Forrest Gump»).

«Princesa por accidente»

Cansada de sus miserables años en secundaria; Grace (Selena Gómez) halla refugio en el viaje a París que tanto ha planificado, al que planea ir con su mejor (y única) amiga. Pero sus padres quieren que estreche lazos con su hermanastra Meg (Leighton Meester) La cosa es que ambas se sienten incómodas con la solicitud, pero al final aceptan viajar.

Ya en Europa y en pleno tour, pierden el autobús y van a dar a un lujoso hotel donde Grace es confundida con una rica y muy arrogante aristócrata. Ella usurpa su lugar y las tres empiezan a vivir la vida del «jet set» a la vez que se reencuentran a sí mismas.

Una película sin grandes pretensiones que cautiva por la escenografía, la sinceridad de las intérpretes y la simplicidad del desarrollo.

«Cenicienta Pop»

¿Por qué se ha versionado hasta el cansancio este cuento? Por una sencilla razón: porque gusta. Sin nada de magia y un ambiente actual, está película que trae Netflix desde Brasil no te defraudará.

Cintia es una adolescente desengañada del amor tras el divorcio de sus padres y que desea estudiar en Londres para convertirse en DJ. Así es, nuestra Cenicienta no quiere que ningún príncipe entrometido interfiera en sus planes y por ello se asegura de gritarlo a los cuatro vientos. Pero su sinceridad genera el efecto contrario, y ahora el cantante más famoso se enamora de ella debido a su autenticidad y talento (y no por su belleza).

Lástima que nunca falta una madrastra inescrupulosa para arruinarlo todo. Con las actuaciones de Maisa Silva y Filipe Bragança.

«Barbie: Princess Aventure»

Mark Twain, autor de «El príncipe y el mendigo» quizá no imaginó que su libro tendría tantas adaptaciones. El cine ha hecho uso en múltiples ocasiones de esta linda historia sobre un joven príncipe que intercambia papeles con un mendigo. Este interesante experimento resultó en una mayor conciencia sobre las necesidades que tenía su pueblo, experiencia que le sirvió durante su breve gobierno para ser un mejor rey.

Pero seguramente las más pequeñas de la casa no querrán ver un drama tan profundo y por ello te tenemos esta versión, bastante ligera de cómo Barbara Roberts (mejor conocida como Barbie) intercambia roles con la princesa Amelia. Pero no estará sola, pues sus amigos la acompañarán en este viaje repleto de color y melodía.

«Travesuras de una princesa»

Con actores en «live action» nos llega la siguiente película. Samantha Mckenzie (Katie Holmes) es la hija del presidente de los Estados Unidos (Michael Keaton), y como tal debe cumplir un protocolo a todas horas.

Protocolo del que ya está cansada y que suele avergonzarla bastante. Ahora que ha ingresado a la universidad la situación se complica pues solo desea tener amigos sin llamar indebidamente la atención, y eso es difícil de conseguir cuando los guardias de seguridad de la Casa Blanca te siguen hasta en las fiestas. ¿Podrá la primera hija llevar una carrera sin morir en el intento? En Netflix conseguirás la respuesta.

«Recibe un tesoro llamado amor»

Otro film de nuestro top que recrea la obra de Twain. Pero en esta ocasión el intercambio es forzoso, pues el futuro rey ha sido víctima de un atentado y está entre la vida y la muerte. Sus hombres de confianza se encuentran fortuitamente con Prem Dilwale (Salman Khan), un actor de teatro cuya apariencia es idéntica al heredero, así que le proponen ocupar su lugar.

Este acepta con la esperanza de proteger a la prometida del príncipe, la princesa Maithili (Sonam Kapoor). Y es que esta princesa es su «crush». ¿El problema? El verdadero heredero ha sido un patán y ahora la princesa no quiere nada con él. Una muy buena opción para este fin de semana y para quienes aman las segundas oportunidades.

Cenicienta y los cuatro caballeros

Cerramos la cuenta del top de Netflix con una serie coreana. Eun Ha-Woon es una humilde joven multitarea que desea ingresar en la universidad. Quiere cumplir el sueño de su madre (quien ha muerto) y es por eso que se esfuerza tanto. Aunque el mayor esfuerzo es el que tiene que hacer para mantener la compostura al estar en la misma casa con su desconsiderada familia.

Publicidad

Por otro lado están los tres primos de la acaudalada familia Kang, a los que nadie les puede quitar la cara de «idols» que tienen (lo cual agradecemos). A primera vista esta es su única gracia, ya que son bastante egoístas y no se pueden ver ni en pintura. Los intentos de su abuelo por domarlos no han tenido éxito.

Pero cuando conoce a Ha-Woon se le ocurre una idea: llevarla a vivir con ellos para ver si con su ejemplo y mano dura se les ablanda el corazón y la cerviz. A ver qué tal les va. Advertencia, No empieces a verla si no has acabado tus pendientes, pues una vez inicies no podrás parar.

Publicidad
Publicidad